El HAC lleva adelante por primera vez un procedimiento de Neuromodulación y estimulación eléctrica

Compartir

Se realizó la primera intervención de exploración de raíces sacras por neuromodulacion.

Consiste en la colocación de un electrodo de 4 contactos para estimular las raíces sacras, esto se hace guiado por imágenes y es mínimamente invasivo, implica precisamente la colocación de un cable en contacto con la raíz que está relacionada con los esfínteres urinarios.

Se usa en ciertos casos que el paciente ha tenido trastornos de incontinencia urinaria y que el mismo haya agotado toda instancia de tratamiento. Es fundamental durante la cirugía no solo tener el control de las imágenes y ver en la pantalla que el electrodo esta anatómicamente donde uno busca, sino también estimular y hacer una prueba de testeo para percibir que la respuesta del paciente tanto desde el punto de vista motor como sensitivo confirmen que el nervio que se estimula es el adecuado, cuando esto se confirma se coloca por debajo de la piel un pequeño generador que es como una moneda grande, semejante a lo que es un marcapaso cardiaco, lo que luego enviara el estímulo eléctrico hasta la raíz nerviosa y mantenerla estimulada.

Uno de los puntos más importantes de la neuromodulación es que es totalmente ajustable uno puede desde el punto de vista telemétrico externo con una pequeña computadora modificar todos los parámetros, la intensidad del estímulo, la frecuencia de la onda y el ancho de pulso en cada paciente particular para encontrar la mejor forma de estimulación

En esta oportunidad del abordaje participó el Dr. Fabián Piedimonte médico neurocirujano de la fundación CENIT para la Investigación de Neurociencias de la Ciudad de Buenos Aires, quien además estuvo acompañado por el equipo multidisciplinario del HAC anestesiólogos, neurólogos, urólogos, neurocirujanos y personal de enfermería.

El Dr. Piedimonte destacó la importancia de que estas intervenciones se lleven adelante en un hospital público: “El hospital público hoy en día en nuestro país atiende a la mayor cantidad de pacientes que necesitan de estas terapias, contar con un equipo interdisciplinario, la infraestructura y el conocimiento necesario para decidir correctamente cual es el paciente que realmente agoto todas las instancias de tratamiento y que tiene en esta opción una posibilidad concreta, lo vuelve un hecho muy alentador para un hospital público tanto para la provincia de Formosa como para otras”.

Hay muchos pacientes que están confinados por estas patologías, como el caso de esta mujer formoseña de 40 años de edad, ella cursaba una enfermedad de más de cinco años de evolución, estos pacientes muchas veces están limitados a salir o a tener actividades sociales por la patología que sufren.

Cabe destacar que la provincia de Formosa a través de su red sanitaria apunta constantemente a técnicas innovadoras que permiten mejorar la calidad de vida de los pacientes, lo que constituye el nivel organizacional y de prestación de atención de alta calidad con el que cuenta la provincia, además del compromiso estatal para brindar cobertura médica con igualdad de oportunidades para todos los pacientes.