El Hospital de El Potrillo cuenta con más de cincuenta agentes de salud y tres laboratorios

Compartir

Las atenciones médicas alcanzan a más de 7300 personas de toda la localidad.

AGENFOR dialogó con agentes sanitarios que brindan sus servicios en el Hospital de El Potrillo, quienes detallaron las atenciones a las que acceden los habitantes de la localidad.

Pablo Recalde, es director del nosocomio y consideró que la pcomunidad de El Potrillo “es una población en creciente constante”, a la vez que aseveró: “estamos situados en uno de los mejores lugares atendidos tanto en salud, educación, seguridad”.

“En el hospital en estos momentos tenemos más de 56 personas trabajando, cuatro médicos, tres laboratorios: clínico, tuberculosis, de COVID, tres móviles, ambulancias, radiología, kinesiología, muy equipado”, detalló.

En ese marco, indicó que se atiende a más de 7300 personas de la localidad y a otras que llegan desde otras áreas sanitarias.

“Este es el núcleo central donde tenemos el laboratorio que se instaló hace poco, el tercero que se habilitó a la provincia, se trabaja con los hisopados que se realizan en los otros centros de salud, desde María Cristina, Lote 8, El Chorro, El Quebracho, todos vienen a este hospital para analizarse”, señaló.

Respecto a las atenciones médicas en las embarazadas del lugar, Recalde aclaró que “estamos en una población que tiene su cultura y tenemos que acompañarla, respetarla y tratar de hacerles entender nuestra función” y afirmó que “lo entienden”.

“En este momento tenemos 120 embarazadas en control, se hacen los controles trimestrales, mensuales, cualquier problema ginecológico o de momento que tengan, ya sea de embarazo o no, concurren aquí”, aseguró.

Y precisó: “Tenemos atención médica, una licenciada en obstetricia, tres mujeres de la etnia que son las parteras tradicionales. Es un trabajo de todos los días, las recomendaciones siempre están dadas, los partos se pueden realizar de forma normal se hacen acá y cuando hay algún tipo de complicación o necesita un control más estricto, se la deriva a Ingeniero Juárez”.

Asimismo, el responsable del área manifestó que si hay mujeres embarazadas que no quieren ser derivadas “se respeta y se trata de acompañar”, pero siempre teniendo en cuenta el peligro que corre y el motivo de la derivación; “no son viajes compulsivos, salvo que sea una emergencia de un parto prematuro o aborto”.

Por su parte, Carlos Salinas, bioquímico del nosocomio, quien trabaja hace 16 años en la zona, explicó que su función consiste en la atención de análisis clínicos a embarazadas, control de niños y pacientes en general, de todo el Departamento Ramón Lista. También procesan las muestras del laboratorio que está en El Chorro.

“Contamos con un contador bromatológico, un equipo para toda la parte química, el microscopio, es un laboratorio completo”, remarcó.

Y argumentó: “Acá también procesamos muestra de hisopados, tenemos un equipo para procesar los PCR, treinta muestras por tiras tiran el equipo, pero podemos llegar a procesar hasta 100 muestras dependiendo de la demanda”.