El Hospital de Laguna Blanca recibió nuevo equipamiento de química clínica

Compartir

La comunidad de salud del Hospital Distrital de Laguna Blanca recibió con satisfacción nueva tecnología para agilizar las prestaciones y el diagnóstico. Es una nueva inversión del gobierno de la provincia en beneficio de la salud formoseña.

Un valioso equipo de química clínica fue instalado en la mencionada institución y será utilizado en el laboratorio de análisis de dicho hospital público.

Conscientes del beneficio de esta tecnología, el equipo de salud recibió la capacitación adecuada para su uso, manejo y mantenimiento.

Con eso, sin duda se mejorarán los tiempos de respuesta y se aumentarán las determinaciones a realizar.

Desde la cartera de salud provincial explicaron que el laboratorio clínico es una herramienta primordial para el área médica, ya que por medio de este se diagnostican diferentes patologías y además se realizan estudios para establecer el tipo de tratamiento que se debe administrar al paciente, al igual que el seguimiento del mismo.

“Un diagnóstico médico depende en muchas ocasiones de análisis clínicos de calidad, pues con base en la precisión y confiabilidad de sus resultados, un especialista decide qué es lo mejor para tratar tal o cual enfermedad, así como lo más conveniente para el paciente, de acuerdo con sus características personales”, expresaron.

Avance

Además, los profesionales del nosocomio lagunense señalaron que concuerdan en que la ciencia ha mejorado tanto que es posible lograr un diagnóstico certero en las primeras etapas de padecimiento, a diferencia de otras épocas.

En ese sentido, explicaron que con el equipo de química clínica se podrán realizar toma de muestras, análisis de las muestras y entrega de resultados, agilizando así el proceso y funcionamiento del hospital de Laguna Blanca.

Esta incorporación de tecnología es beneficiosa para descubrir enfermedades en etapas subclínicas, ratificar un diagnóstico sospechado clínicamente, obtener información sobre el pronóstico de una enfermedad, establecer un diagnóstico basado en una sospecha bien definida, vigilar un tratamiento y respuesta terapéutica y precisar los factores de riesgo”, detallaron con satisfacción.