El hospital distrital 8 brinda un completo tratamiento de rehabilitación a los pacientes post COVID

Compartir

Actualmente abarca la atención de 18 pacientes internados y 35 ambulatorios. “En el momento del pico de contagios en nuestra provincia, fueron tratados con esta modalidad cerca de 50 pacientes que se encontraban en cuadros moderados y graves”.

El hospital Distrital 8, ubicado en el circuito cinco de nuestra ciudad, continúa realizando tratamientos integrales destinados a la rehabilitación y recuperación de pacientes COVID que obtuvieron el alta de la enfermedad.

El tratamiento de rehabilitación se encuentra a cargo del licenciado Javier Marker, responsable del servicio de kinesiología del efector. “El kinesiólogo es un eslabón de relevancia en la batalla contra la COVID 19, tanto en la etapa aguda hospitalaria, como en el tratamiento y rehabilitación de las secuelas producidas por la enfermedad, en la etapa ambulatoria”, subrayó el director asociado de este hospital, doctor Heber Figueredo.

Igualmente, puso de relieve que “no trabaja solo, porque el tratamiento que se ofrece a los pacientes es integral y multidisciplinario”.  Por lo tanto, participan también médicos, enfermeros, el servicio de nutrición, el servicio de salud mental con el equipo terapéutico, “pero son los kinesiólogos los que ayudan al paciente a volver a una buena capacidad de oxigenación en los pulmones, para poder salir de la internación y regresar a su casa en las condiciones más adecuadas”.

Detalló más adelante, que la rehabilitación se inicia en las dos salas de internación pos-Covid, “que sería la primera etapa” cuando el paciente ya no está cursando la parte activa de la enfermedad y ya no contagia, “pero por el grado de compromiso que tuvieron los pulmones, siguen requiriendo aporte de oxígeno complementario. En este momento comienza la tarea intensiva del kinesiólogo destinada a la recuperación respiratoria y motora, para lograr el objetivo del alta hospitalaria, siempre acompañado por los demás profesionales”.

Luego, continúa la segunda instancia con la rehabilitación del paciente ambulatorio, posterior al alta hospitalaria. “Con estos pacientes se conforma el Club COVID, con grupos reducidos que trabajan en distintos días y horarios a lo largo de la semana, con diferentes ejercicios programados especialmente para la rehabilitación, que forman parte del seguimiento que se realiza y del Plan de Rehabilitación Pos- Covid”.

Añadió al respecto que, para complementar el tratamiento ambulatorio, los especialistas en kinesiología elaboraron “una guía práctica de ejercicios”, que contiene el paso a paso “con instrucciones claras y precisas para que la persona lo tenga a mano y pueda continuar así con las actividades de rehabilitación en la casa”.

Comentó que actualmente, el tratamiento se está brindando a “18 pacientes que están en sala, en estado moderado; más unos 35 que están en rehabilitación en forma ambulatoria”. En tanto, ya fueron dados de alta de la modalidad ambulatoria “alrededor de 15 pacientes”.

Destacó, oportunamente, que cuando fue el pico máximo de contagios en la provincia “los kinesiólogos intensificaron el trabajo, mediante la atención diaria de los seis pacientes que ocupaban las camas de terapia intensiva y cerca de 40 más que en ese periodo estaban en sala. Realmente una labor muy ardua y comprometida”.

Aplicación

Sobre el manejo específico, describió que en la unidad critica el rol del kinesiólogo se enfoca en los procedimientos relacionados con la función ventilatoria, junto al médico de la unidad de terapia intensiva (UTI), realizando un seguimiento que indica al equipo médico, cómo se puede ir escalando en este soporte, ya sea con oxigenoterapia, ventilación no invasiva, hasta llegar a la ventilación invasiva. Implementa también diferentes maniobras que permiten la limpieza bronquial en los pacientes que desarrollan neumonía por COVID-19.

Y que, por otra parte, debido a la larga estadía del paciente en reposo absoluto, tanto en la unidad critica, como en sala, el kinesiólogo aplica diferentes técnicas que tratan de evitar la debilidad muscular, a través de kinesioterapia motorayrehabilitación, que apuntan a reincorporar y restablecer la funcionalidad del paciente para su regreso a casa.

Acertadas políticas sanitarias

Al cerrar, Figueredo puso de resalto que “toda la dinámica de trabajo que lleva a cabo el Hospital Distrital 8, de manera multidisciplinaria, es un eslabón más de las acciones llevadas a cabo por el Ministerio de Desarrollo Humano, enmarcadas en las políticas sanitarias implementadas por el Gobierno de la Provincia en la lucha contra el COVID”,  las cuales permitieron desde un primer momento cuidar la salud de los formoseños y formoseñas, además de dar a los pacientes el mejor abordaje durante el transcurso de la enfermedad y posteriormente en la etapa de recuperación de las secuelas.