El hospital distrital 8 sigue brindando un completo plan de rehabilitación post COVID

Compartir

Programa gratuito destinado a pacientes que padecen secuelas causadas por la enfermedad.

A cargo del servicio de kinesiología del hospital distrital 8, ubicado en el circuito cinco de la ciudad de Formosa, este programa se mantiene vigente desde el 2021, cuando la provincia tuvo la primera ola y pico de contagios, y se presentaron numerosos pacientes con secuelas originadas por el COVID19.

Desde su puesta en funcionamiento, las actividades se desarrollaron ininterrumpidamente y, actualmente, “fue nuevamente acentuado con esta nueva ola de contagios que tuvimos recientemente”, comentaron los responsables.

Al respecto, agregaron que si bien, en este último contexto sanitario “los cuadros fueron más leves gracias a la gran campaña de vacunación que el Gobierno de la provincia viene llevando a cabo”, también hubo pacientes en situación compleja, que inmediatamente luego del alta COVID “se vienen incorporando al plan de rehabilitación que abarca no solo la parte respiratoria, sino la metabólica, nutricional, cardiológica y otras, porque es integral y multidisciplinario”.

Recordaron que está dirigido a pacientes de todas las edades, “tenemos inclusive adolescentes que quedaron con secuelas y necesitaron rehabilitarse”.  Y dieron a conocer que no solo es para pacientes del hospital distrital 8 y vecinos que viven en el circuito cinco, sino que al programa “puede ingresar cualquier persona que haya tenido esta enfermedad, presente secuelas y requiera hacer un tratamiento para recuperarse”.

Acerca de lo anterior resaltaron que, “sobre todo, es para aquellos que no cuentan con una obra social porque este es un servicio totalmente gratuito”. Al mismo tiempo, pusieron de relieve que, en todo este tiempo, desde que el programa se lanzó “tuvimos pacientes que, aun teniendo obra social, solicitaron incorporarse porque en algún lugar les comentaron de nuestro servicio y nos eligieron”.

En este momento, son aproximadamente 30 pacientes los que se encuentran en rehabilitación, distribuidos en distintos grupos. Los días de actividades son los “martes y viernes, a partir de las 10 horas, en el consultorio externo de nuestro servicio” y previamente se efectúan controles de tensión arterial, peso, temperatura, frecuencia cardiaca y otros.

Sobre los criterios aplicados para el tratamiento, explicaron que “los casos leves y moderados, acceden al plan y continúan hasta que están totalmente recuperados. Es decir, que no se le da el alta al paciente hasta que no esté en óptimas condiciones de salud”.

Mientras que “si nos encontramos con pacientes que se les complica su estado y aquí no se puede dar resolución, son derivados para su evaluación y seguimiento a centros de mayor complejidad de atención como, por ejemplo, el hospital interdistrital Evita o el hospital de Alta Complejidad”.

Finalmente, señalaron que en paralelo al desarrollo del programa “atendemos a los pacientes que están cursando la enfermedad y que están internados, a quienes se les realiza un seguimiento exhaustivo desde el primer momento que ingresan, que generalmente suele ser a través del servicio de guardia”.