Compartir

Atiende una población objetivo cercano a los 90 mil habitantes

El Hospital Distrital ” Eva Perón” de la ciudad celebró este 23 de Octubre sus primeros siete años de vida institucional. Atienden a una población objetivo calculada entre 85 y 90 mil habitantes.

Según comentó el médico Walter Gerula, Jefe del servicio de cirugía y quirófanos del hospital en contacto con Agenfor, en la actualidad también son parte de la atención a pacientes sospechosos de COVID 19, ya que allí se realizan algunos de los estudios para confirmar o descartar la enfermedad.

El nosocomio es reconocido por haber implementado el año pasado el Corredor Sanitario Perinatal, gracias al cual las embarazadas que buscan un parto de bajo riesgo y respetado pueden dar a luz en el Hospital.

Se trata de una iniciativa como pocas en el país, más aún en hospitales públicos, que llegó al Circuito Cinco para beneficiar a las mujeres de todos los barrios de la jurisdicción 5, con la asistencia de profesionales durante toda la gestación.

“Comenzó con una idea del ministerio, se organizó el sistema, se habla de un parto asistido y respetado, de la menor intervención posible del personal de salud durante el parto, con la presencia de la madre, esposo, con un ambiente que está preparado para eso.  Es una maravilla como está acondicionado todo, duchas escocesas, sauna, salón de ejercicios, en 22 años de trabajo nunca había visto algo así. El equipo que trabaja es fantástico” valoró el médico.

En ese orden, aclaró un trascendido que se publicó a través de redes sociales que aseguraba que las embarazadas practicaban zumba en el hospital: “Es una barrabasada tremenda, decían que estaban haciendo zumba y nada tiene que ver. Estaban haciendo ejercicios, con música, fortaleciendo miembros, abdomen, todo lo necesario, para llegar a un parto en la mejor condición posible”.

Dijo que la mal intencionada información lo único que hace es “dañar el prestigio de la institución”

El hospital cuenta con clínica médica, pediatría, ginecología, obstetricia, oftalmología, dermatología, odontología, kinesiología, laboratorio, diagnóstico por imágenes,  cardiología.

En el mismo nosocomio funciona una base del servicio de emergencias SIPEC, que también trabaja de manera coordinada con el hospital, disponiéndose ambulancias para especialidades como la pediátrica, otra de unidad coronaria y la tradicional para traslados.

“Llegamos a hacer 340 cirugías por mes, en lo que va del año hicimos casi 300 cirugías, nos afectó la pandemia. El problema es que nuestro hospital es un lugar para confirmación y/o descarte de COVID dentro de la pandemia, si hay un caso sospechoso, el paciente se aísla, se lo hisopa. Si se confirma, va al Hospital Evita, si se descarta, a un centro de aislamiento, pero eso nos limita mucho el accionar, porque nos disminuye el número de camas, la circulación del personal dentro del hospital como medida de seguridad, entonces no podemos trabajar al ciento por ciento en otras áreas como hacíamos tiempo atrás” comentó Gerula.