El incumplimiento nacional llego a Perin

Compartir

El intendente de la localidad de Subteniente Perín, Diego Romero, expuso que las obras prometidas por el Gobierno Nacional ejecutar en la localidad no se ejecutaron, y que en este escenario de déficit hídrico actual en la zona se ve agravado por este incumplimiento.

«Hace un tiempo habíamos gestionado la construcción de pavimento para la localidad y hasta hoy no he obtenido respuestas. También si bien hubo un compromiso por parte del Gobierno Nacional de viviendas para Perín tampoco se hizo realidad, de igual manera el camión cisterna.

Hoy tenemos un gran problema con la sequía en la zona, estamos siendo azotados, Perín tiene nueve colonias aledañas y dos comunidades aborígenes que atender y es crítica la situación. Si bien tenemos un camión que hemos alquilado y está pagado a través del ministerio de Gobierno y desde el municipio contamos con un camión cisterna, pero esto es insuficiente. Ahí es donde hoy, ante el incumplimiento del Gobierno Nacional, porque hubo promesas para que Perín cuente con un camión cisterna por la dimensión poblacional y las distancias entre parajes, era necesario contar con esta unidad. Pero estamos acostumbrados a este tipo de cosas, a que nos mientan. Tengo el apoyo total del Gobierno de la provincia a través del Comando de Emergencia y gracias a eso podemos estar asistiendo a los diferentes pobladores a través del acarreo de agua».

«Estas obras no eran deseos, ya estaban habladas y ya estaba el compromiso. Tenía que ejecutarse la planta de agua para la localidad. En su momento me había llamado un alto funcionario del Gobierno Nacional, un formoseño que ocupaba un cargo muy importante en el orden nacional, me dijo que tenía una buena noticia para Perín y que iba a empezar la obra de la planta potabilizadora de agua. Ya ha transcurrido prácticamente un año y medio y hasta ahora la obra no aparece.

Hoy, el pueblo de Perín está consumiendo agua de perforación, porque el reservorio de agua con el que contamos con la sequía se quedó sin agua.