Compartir

El interbloque de senadores y senadoras nacionales del Frente de Todos (FdT) expresó su más enérgico repudio a los intentos desestabilizadores y golpistas ocurridos en la jornada del domingo 8 en la República Federativa de Brasil.

Además,  manifestó su total respaldo y solidaridad con el gobierno popular recientemente asumido del presidente Luiz Inacio Lula Da Silva.

“Este tipo de acciones violentas de la extrema derecha deben ser repudiadas por todas las fuerzas democráticas y por todos los organismos de la región”, se afirmó en un comunicado, difundido a los medios de prensa.

Al mismo tiempo, se advirtió que “no debe dejarse ningún lugar a actitudes que desconozcan la soberana voluntad de los pueblos a elegir sus propios destinos”.

En consecuencia, enfatizó el interbloque de legisladores de la Cámara Alta del Congreso de la Nación: “Convencidos que el Gobierno del presidente Lula tomará las decisiones necesarias para lograr la pronta normalidad de la vida democrática en Brasil”.

 “Nos pronunciamos por el fin de estas acciones que nada tienen que ver con la vida en paz que merecen todos los pueblos”, agregó finalmente.