Compartir

Con presencia de  equipos técnicos del Instituto Provincial de la Vivienda (IPV) con personal del área social, de catastro y titularización, en el marco de trabajo que impulsa la gestión del Ingeniero Marcelo Ugelli, inició este jueves el conjunto de tareas de Regularización Dominial en el barrio “El Quebrachito” de la Capital provincial.

La regularización dominial comprende en darles derechos a las personas y/o familias que habitan terrenos hace más de dos décadas en el mencionado conglomerado, especialmente los que viven en sectores altos de la Avenida Kirchner, mientras que las zonas inundadas recibirán las visitas de los técnicos más adelante.

Estas tierras fueron expropiadas y son propiedad del Estado Provincial y partir de directivas del gobernador Insfrán se trabaja sin pausa en el proceso de regularización de las mismas.

Las familias respondieron con beneplácito y están deseosas de contar con el instrumento legal que demuestre que la propiedad les pertenece.

 En el lugar se efectuó un relevamiento minucioso casa por casa, terreno por terreno, a fin de que cada vecino, mediante el trabajo articulado con el organismo oficial, inicié los trámites para acceder al título de propiedad, y esté anoticiado de las condiciones legales en que se encuentra su terreno.

“Es un trabajo de suma relevancia, ya que un vecino que cuenta con los papeles de propiedad en orden y al día, puede gestionar diversos trámites, abrir un comercio, exigir el cumplimiento de servicios, y proyectar un futuro para su familia en su lugar de residencia”, explicaron desde el IPV.

Desde el organismo, explicaron que esta metodología de trabajo se viene implementando tanto en barrios de la capital, como en el interior provincial. En Ibarreta, tiempo atrás avanzó con tareas de regularización de la situación de beneficiarios de viviendas, cuestiones administrativas, legales y recupero en casos de irregularidades.

En este sentido, el Administrador del IPV, Ingeniero Marcelo Ugelli, valoró las tareas de regularización que desde el Gobierno de la Provincia, vía Instituto, se vienen desarrollando a paso firme.

“Un vecino con los papeles de su terreno en orden, puede proyectar a futuro, pedir un medidor de luz, la instalación de la cloaca, o mejoras estructurales del lugar donde habita”.

“Además estas acciones hacen al crecimiento ordenado de la ciudad, para que el día de mañana pueda ingresar una línea de colectivo a la zona, o se avance en mejoras de fondo que hacen a la calidad de la vida de la gente”, aseguró Ugelli.