Compartir

Habitualmente y dentro del año calendario, la Jefatura de Gabinete convoca a reuniones programáticas en las esferas del quehacer cultural de la provincia de Formosa.

Esta vez, el ministro Jefe de Gabinete, Antonio Ferreira junto al subsecretario de Cultura, Antonio Alfredo Jara, encabezaron la reunión con tutores y animadores culturales, artistas de todas las disciplinas, responsables de programas y áreas específicas, quienes acudieron a la sala de situación del ministerio.

“Nos llamó el Jefe de Gabinete, como lo hace varias veces al año, para considerar desde cada área los compromisos y tareas que hacen a los lineamientos del Modelo Formoseño en la política cultural del gobierno. Ya la convocatoria acudimos desde todas las áreas y representando a todas las generaciones comprometidas con este Modelo”, expusieron coincidentes varios de los asistentes.

Tras un minucioso análisis del doctor Ferreira recordando con los más veteranos los “primeros tiempos del modelo, la decisión de hacer un proyecto donde el protagonista fuera el hombre que habita esta geografía, con todo el bagaje de la diversidad de orígenes, de educación, de posibilidades, y los desafíos para integrar esa diversidad donde solamente la comprensión de las culturas podría generar las coincidencias para edificar juntos una nueva historia”.

Los actores de la cultura provincial recordaron que “lo perenne de nuestras tradiciones heredadas, y las fronteras gestadas internamente en la vieja historia de aislamiento”, al tiempo de señalar que “revivimos desde el no olvido la construcción dinámica de nuestra identidad creciente.”

“Aquellos primeros tiempos sin comunicación en un mundo en ebullición y las primeras planificaciones para una provincia desconocida. La valoración de los símbolos provinciales como elementos de encuentro y pertenencia, el amor al terruño que era desconocido como un verdadero acto de fe, donde la claridad de la conducción del doctor Gildo Insfrán se convirtió en antorcha alumbrando el camino”, fue ponderado.

“Pudimos, cada uno, contar nuestras experiencias revolviendo en el baúl de nuestros recuerdos y anécdotas, permitiéndonos reverdecer el compromiso y hacerlo actual, en este tiempo adverso para las culturas populares en nuestra patria”, dijeron.

Asimismo, señalaron que “hablamos de la política como herramienta de construcción, en un pasaje el doctor Ferreira nos invitó a no tener vergüenza de la política, ni de los políticos, pues solamente desde allí se puede transformar el destino. Nos habló de la política provincial, no partidaria, donde confluyen los sueños formoseños, los valores permanentes y las artes que heredamos desde la pluralidad y que juntos componen nuestra identidad en muchos aspectos”.

Sobre el final, reconfortados por el tenor del encuentro, expusieron quedar a la espera de una próxima convocatoria, renovándose el “compromiso con desafíos específicos que hacen a la facilitación del acceso del pueblo formoseño a su cultura, el rescate de las expresiones populares”.

Asimismo, cada uno anticipo el propósito de “poner en publicaciones de libros y revistas la información de esta revolución de la cultura en el marco de un Modelo de referencia, formoseño, inclusivo, donde están contenidos cada uno de los habitantes de esta tierra”.