Compartir

En el marco de la campaña contra el mosquito aedes aegypti, vector del dengue, chikungunya y zika, el ministro de Desarrollo Humano, Dr. José Luis Décima recorrió junto a brigadistas y agentes sanitarios, domicilios del barrio San Francisco, donde conversó con los vecinos, los cuales agradecieron y destacaron el trabajo que permanentemente se realiza desde la cartera de salud provincial y contaron cómo colaboran en esta campaña, ya que es un trabajo en conjunto gobierno y comunidad.

Si dudas, los habitantes del barrio recibieron con agrado el expreso compromiso del funcionario público, quien explicó de primera mano cómo se trabaja en la prevención de esas enfermedades.

Es así, que Justina Vallejos, de 92 años, expresó: “Estoy muy contenta con todos los chicos que vienen a fumigar mi casa y me limpian mi patio porque yo por mis problemas de salud muchas veces no puedo ni caminar pero ellos vienen todas las semanas y sacan todos los cacharros que tienen agua y dan vuelta todos los baldes o las cosas que mis nietos dejan tirado en el patio. Me encantó que el ministro Décima venga a visitarme a mi casa. Fue muy amable y habló conmigo acerca de la prevención del mosquito”.

El señor Amarilla, dueño de un taller de motos del barrio San Francisco y vecino del mismo comentó por su conformidad con los trabajos constantes que lleva realizando la brigada y los agentes sanitarios en la campaña contra los vectores en los últimos años. “Quiero agradecer especialmente al ministro José Luis Décima por visitar a los vecinos e interiorizarse de lo que viven día a día cada familia de este barrio”, dijo.

Walter Belotto, vecino desde hace 57 años del barrio, aportó lo suyo: “Vivo en este barrio toda la vida, desde que tengo uso de razón, y desde entonces hasta ahora esta zona ha avanzado muchísimo, pavimentos, alumbrado, desagües cloacales, mejoras en todas las instalaciones que posee el barrio, escuelas, colegio, centro de salud, club San Martin; en fin, los primeros pobladores de esta zona podemos dar fe de todo lo que se ha hecho por este barrio y estamos muy agradecido por todo eso; quedan cosas por hacer pero todo lleva su tiempo y estamos haciéndolas. Con respecto a los trabajos que realiza el personal del ministerio de Desarrollo Humano todos los días en nuestras casas solo puedo decir que estamos muy contentos y agradecerles por ayudarnos a mantener limpio nuestros hogares y patios de los mosquitos”.

En tanto, el señor Jorge D’Michelli residente desde el año 66 en este barrio, señaló: “Cada semana están pasando por nuestras manzanas y recorren casa por casa los brigadistas para fumigar y revisan el patio entero por si hay larvas. También nos entregan repelentes y nos explican cómo tenemos que limpiar el patio para que los mosquitos no se puedan reproducir. Es muy grato haber conocido en persona al ministro José Luis Décima, se ve una persona muy amable y campechana; escuchó con mucha atención todo lo que le dije y nos animó a seguir trabajando desde nuestras casas y ayudando de esa manera a los brigadistas y agentes para entre todos erradicar este mosquito y las enfermedades que transmite”.

Satisfacción

Este populoso barrio fue recorrido por el ministro Décima, quien escuchó a los vecinos y atendió sus sugerencias. María Retamozo, expresó: “Estamos muy contentos con las fumigaciones tanto espaciales como domiciliarias porque gracias a eso no tenemos mosquitos y podemos sentarnos fuera de nuestras casas en la tardecita y en la noche, sobre todo los días de más calor”.

“También vienen las promotoras a nuestras casas y nos dejan repelentes y nos aconsejan las medidas que debemos tomar para no dejar que el mosquito transmisor del dengue se reproduzca en nuestras casas”, señalo María.

“No esperaba la visita del ministro de Desarrollo Humano, fue muy grato recibirlo y hablar con él, sobre todo me sentí muy cómoda exponiendo algunas cositas que necesitamos en el barrio, pero no solo eso también le agradecí todo lo que el gobierno siempre se preocupó e hizo por todas las familias de este barrio, sostuvo la vecina

Por último, Jorge Figueredo, otro vecino, contó: “Cada semana los brigadistas y agentes nos visitan, nos fumigan nuestra casa, revisan todo los cubos, baldes, cacharros que puedan contener agua, mas ahora después de estas lluvias y además nos dejan unos folletos con información muy importante sobre los cuidados que debemos tener para que el mosquito no se desarrolle; igualmente mi mujer y yo constantemente hacemos lo que ellos nos enseñan y también hablamos con los vecinos para que entre todos podamos aunar nuestros esfuerzos y de esa manera eliminar la posibilidad que la enfermedad se instale nuevamente en nuestro querido barrio”.

Desde la cartera de Desarrollo Humano se explicó que este tipo de acciones se seguirán repitiendo a lo largo del año, porque se pretende el trabajo conjunto con la comunidad para garantizar la eficacia de los operativos sanitarios.