Compartir

En comunicación exclusiva con la Red Formoseña de Medios, el ministro de Obras Públicas de la Nación, Gabriel Katopodis, explicó el avance de cada una de las obras que integran el convenio que firmó hace unas semanas cuando visitó la provincia.

Sostuvo que están en pleno desarrollo los proyectos de “rutas, acueductos, las obras de apoyo financiero a los hospitales y toda la agenda de infraestructura que necesita Formosa, como lo pidió el gobernador Gildo Insfrán”.

Respecto a la autovía, obra que el primer mandatario provincial solicitó como prioridad, dijo que “es una obra que estamos en camino a consolidar la reactivación, que podamos avanzar en el tramo que nos comprometimos y que permita de alguna manera completar una necesidad de infraestructura vial que tiene la provincia”.

Y siguió: “Hoy queremos como primera respuesta poder reactivar la ruta 11 que es la prioridad y de la mano de eso avanzar con todas las infraestructuras que se necesitan”.

Además, argumentó que si bien no hay una fecha de finalización precisa de la obra pero “creemos que en los próximos seis meses vamos a poder consolidar buena parte del tramo de la ruta pendiente y darle respuesta y solución a un problema estructural que además lleva un retraso de más de cuatro años”.

En lo que respecta a la planta de potabilización del agua en Clorinda, el ministro explicó que la obra tiene financiamiento externo por lo cual “estamos en gestiones para garantizar el flujo de financiamiento para brindar agua potable a toda esa zona”.

“Nosotros estamos convencidos que la cobertura del suministro de agua potable tiene que ser un derecho y prioridad. Casi ocho millones de argentinos no tienen agua en el país, por eso la importancia de obras que vayan acotando esa brecha y que haya una cobertura para buena parte del país”, manifestó.

Por otro lado, el funcionario se refirió a las obras hídricas en el río Pilcomayo y relató: “El Gobernador nos marcó la realidad hídrica como compleja, que arrastra la provincia hace muchos años, ese río vienen causando serios inconvenientes”.

Y aclaró: “Hemos establecido como prioridad el estudio y la factibilidad de obras que permitan regular y administrar de manera más ordenada e inteligente el caudal del río. Ahí estamos trabajando con lo que debiera ser un proceso de consultoría para entender cuáles pueden ser las intervenciones en materia de infraestructura que permitan mitigar el daño que las crecidas del Pilcomayo generan en buena parte de las poblaciones costeras”.

También indicó que el manejo de la cuenca va a requerir de la competencia interjurisdiccional y “un proceso de obras y proyectos que se desarrollarán con el tiempo” pero que “es una prioridad que el Pilcomayo pueda ser administrado y conducido de manera apropiada para el bien de la provincia”.

El Hospital de Laguna Blanca es otro pendiente en materia de infraestructura y Katopodis expresó que “estamos trabajando en la reactivación de la obra y avanzando en ordenamiento administrativo, determinación de los precios, convocar a las partes y reiniciar ese proyecto que muestra la irresponsabilidad con la que se manejaron”.

“No se pueden suspender las obras porque inició otro gobierno con otro color político, porque las obras son de los ciudadanos y de cada uno de los habitantes del país, independientemente del gobierno que licite, inicie o corte la cinta de ese proyecto”, sentenció.

Y agregó: “La provincia de Formosa, como muchas, sufrió la discriminación y la parálisis de muchas obras publicas que desarrollaba el Gobierno Nacional,más del 60% de las obras a lo largo de todo el país en esta situación, que tenemos que ir reactivando”.

Por último, Katopodis concluyó: “Hoy el Gobierno Nacional está avanzando en poner en marcha las obras y garantizar que sea además una herramienta para generar empleo, una palanca para la reactivación de la economía, junto con la construcción es el sector que puede más rápido reactivar la economía en el país”.