Compartir

El ministro de Cultura y Educación, Alberto Zorrilla, opinó que “hay una confusión de términos. Está la ideología de género y la perspectiva de género. Son dos cosas que parecen iguales, pero son diferentes, y esto entiendo genera algunas dudas”.

«La perspectiva de género, que es la que nosotros proponemos, adherimos y estamos con la Educación Sexual Integral (ESI), lo que hace es revelar o trabajar sobre los estereotipos que se presentan sobre la figura de la mujer, el papel del varón, lo que lleva a ese estereotipo de objeto sexual e inferioridad de condiciones con el varón y un montón de cuestiones que abonan la posibilidad de violencia, el abuso y la muerte», expresó el funcionario.

Además «lo que hacemos con los niños es reconocer las diferencias entre el varón y la mujer para potenciar su formación integral, no es para oponerse, sino con la complementariedad necesaria con que el mundo ha avanzado así».

«Eso es la perspectiva de género, mostrarnos las diferencias que tenemos son cosas que nos unen y además permitir el desarrollo integral de la persona con mucho respecto al otro, a la persona humana, cualquiera sea su condición, sus preferencias, religión, ideología, color de piel o su procedencia. Eso es para nosotros la perspectiva de género», subrayó el titular de la cartera educativa.

Prosiguió explicando que «después está la ideología de género, que es otra propuesta a la que no adherimos nosotros, que es la uniformidad de los sexos, es decir, un mundo asexuado prácticamente donde todo sea lo mismo. Para nosotros eso no corresponde», subrayando que «adherimos a lo que libera: permitirnos conocernos para respetarnos y cuidarnos».

«Creo que hay una confusión porque hemos hablado con representantes de la Iglesia, pastores, sacerdotes y familias que integran activamente la pastoral o los trabajos de catequesis y demás, nos hemos reunido, les hemos explicado y ellos están muy de acuerdo con eso. Quizás hay unas pequeñas diferencias, por ejemplo en el tema anticonceptivos, pero no hay discrepancias en la concepción de cómo se educa sexualmente en Formosa», finalizó.