Compartir

El Comando de Emergencia de la Municipalidad, encabezado por el intendente de la ciudad, Jorge Jofré, declaró el estado de emergencia hídrica en el ejido urbano en concordancia con similar medida adoptada por el gobierno provincial a través del decreto número 115/19 del día jueves 23, que suscribe el titular del Ejecutivo formoseño, Dr. Gildo Insfrán. 

En los considerandos del decreto municipa numero 2154/19l, Jofré adhiere en todos sus términos a la medida provincial y señala la necesidad de contar con todos los instrumentos necesarios para atender de forma urgente e inmediata los efectos del comportamiento climático adverso, con lluvias continuas y de intensidad que producen anegamientos, conjugadas con una inusual creciente del río Paraguay y sus afluentes, como el Riacho Formosa, que afecta a sectores urbanos. 

Menciona la necesidad de adecuar todos los recursos disponibles por el Estado municipal para coordinar con el gobierno provincial la acción tendiente a evitar que se resienta la prestación de servicios y atender las demandas de vecinos damnificados. 

En ese sentido, el director de Prevención y Emergencia, Alfredo Sánchez, explicó que se adecuarán los protocolos planificados para un escurrimiento rápido trabajando permanentemente sobre el sistema de drenaje de la ciudad que ha quedado desfasado ante el crecimiento urbano que no tuvo un ordenamiento, por lo cual existen sectores donde las construcciones están por debajo de la cota de construcción. 

“La disposición tiene como eje primordial atender a las personas de carne y hueso. Los vecinos de la ciudad son la prioridad por lo cual la ejecución de esta declaración tiene un estricto sentido de brindar respuestas rápidas y eficientes”, apuntó. 

Declaró que “la situación se vuelve compleja por la concurrencia de las lluvias intensas en corto tiempo y la creciente del río” y apuntó que “los pronósticos a mediano plazo prevén que la adversidad climática perdure durante varias semanas por lo cual es necesario activar todos los recursos municipales”, recalcó. 

Insistió en la coordinación de tareas entre la Municipalidad y los organismos provinciales para orientar la acción en la misma línea directriz que tiene como eje central a los vecinos, específicamente de las zonas más vulnerables debido a los problemas estructurales. 

Por último, apuntó que “esta medida tiene como finalidad llevar calma a la población y poner de relieve que tanto el Estado provincial como el municipal están presentes para dar respuestas concretas y rápidas que permitan superar las contingencias del clima que escapan al control humano”.