Compartir

El intendente del Parque Nacional Río Pilcomayo, guardaparque Néstor Sucunza advirtió que el lugar abrirá sus puertas para recibir a visitantes cuando la situación epidemiológica por Coronavirus en la región lo permita. No obstante comentó que trabajan con las autoridades provinciales en un protocolo de visita.

El Parque Nacional Río Pilcomayo está ubicado a cinco kilómetros de Laguna Blanca y cuatro de Laguna Naineck, cuenta con dos áreas de uso público para el visitante, Estero Poí y Laguna Blanca. Ambas poseen condiciones ideales para la recreación y esparcimiento durante todo el año, aunque en la actualidad el parque se encuentra cerrado por la pandemia.

Los incendios forestales que afectaron al país, también lo hicieron en el Parque, afectando entre 10 y 12 mil hectáreas, por focos ígneos iniciados por la mano dañina del hombre. Sumado a ello, el parque como gran parte de la provincia, vive una sequía histórica, que afectó no sólo a su vegetación, sino también a sus animales.

Incendio de Agosto 2020

“Esta situación de sequía extrema, predispone a los ecosistemas vegetales para una mayor ocurrencia de incendios de mayor intensidad y afectando gravemente a los procesos biológicos y poblaciones de flora y fauna nativas, con graves consecuencias además para la actividad productiva agrícola y ganadera en el entorno del Parque Nacional” explicaron.

“Tengo denuncias de dos incendios importantes en la fiscalía federal de Formosa, dando datos que me dieron los vecinos, porque el parque tiene mucha aceptación local, tanto de Naineck, como de Laguna Blanca. Hay gente que está indignada, nos apoya, aplaude al camión de brigadistas en la calle” relató el intendente del parque.

Sobre el inicio de los incendios, dijo que “Bastó una chispa de un bandido, para tapar rastros por cuatrero, y en el último incendio encontramos rastros de vacas que venían de una estancia vecina, cruzando el parque, usándolo como vía de tránsito”.

“La superficie afectada estimo entre 10 y 12 mil hectáreas, el incendio grande fue de 4 mil hectáreas, pero el mapa nos informa toda la región, del otro lado del Río Pilcomayo es un desastre” graficó.

Dijo el guardaparque, que “Más allá de la excepcionalidad del momento, es notable la capacidad de resiliencia de los ecosistemas, un chaparrón que cayó la semana pasada, comenzó a rebrotar el pastizal, es como que se resetea todo”.

Protocolo

Tras aclarar que el parque permanece cerrado al público, destacó que las autoridades siempre tuvieron una buena relación con la Provincia, por lo que se aguardan que las condiciones sanitarias lo permitan, para poder abrirlo a las visitas.

“En algún momento con esperanza lo digo, volveremos a brindar un espacio natural para aquellos que lo valoran y cuidan” dijo Sucunza al confirmar que trabajan en un protocolo con las autoridades provinciales, para tenerlo listo en el momento en que se puedan abrir las puertas a visitantes.