El plantel de La Unión de Básquet compartió jornada recreativa con niños

Compartir

En una propuesta propiciada desde el gobierno de la provincia, los jugadores del plantel de La Unión de Formosa que juega la Liga Nacional de Básquet fueron animadores centrales del programa de entretenimiento organizado para la felicidad de los niños del barrio Stella Maris.

El IPV dentro del programa Hábitat y su faceta de estrecha relación comunitaria en coordinación con la subsecretaria de Deportes y Recreación Comunitaria transformaron el atractivo y recientemente inaugurado playón deportivo del lugar, en un enorme anfiteatro natural que albergo esta propuesta enmarcada en el Día del Niño.

Todo se convirtió en una gran fiesta, con sorteos de bicicletas, regalos de juguetes, peloteros, cancioneros, y un sinnúmero de juegos que se organizaron para todo el mundo infantil del lugar.

Los jugadores se sumaron gustosos a la idea de hacer feliz a los niños y compartieron juegos con todos ellos, incluso charlando y alentándolos a que puedan encontrar en el deporte un estilo de vida.

Ya hace tiempo está en marcha el proyecto recreativo y deportivo que tiene entre sus metas, ofrecer a los chicos y jóvenes jornadas bien cerca de sus hogares, incluso con la participación de deportistas profesionales como ocurrió este viernes con La Unión que juega la Liga Nacional de Básquet.

La diputada nacional “Bety” Lotto, el administrador del IPV, Marcelo Ugelli que son parte del movimiento peronista “Compromiso Formoseño” y el subsecretario de Deportes y Recreación Comunitaria, Mario Romay, se sumaron a esta jornada especial por el Día del Niño, aunque es parte del propósito de fomentar una cultura de desarrollo recreativo integral y sostenible en el ámbito barrial, para l cual se propician planes, actividades y programas comunitarios.

Entre los objetivos específicos figuran elevar los niveles de participación de la niñez y la juventud en actividades recreativas deportivas, fortalecer la recreación comunitaria, permitiendo la participación según los intereses y capacidad de cada persona, ofrecer actividades que permitan el buen aprovechamiento del tiempo libre para el mejoramiento de la calidad de vida, fomentar por medio de las actividades y programas recreativos, la integración de la comunidad y el sentido de pertenencia por su entorno.