Compartir

Artritis reumatoidea, lupus, polimialgia reumática, esclerodermia son las tratadas mayormente de manera gratuita

A cargo del Programa Provincial de Atención a Pacientes con Enfermedades Reumáticas, en el hospital de la localidad El Potrillo, fueron renovadas las atenciones que corresponden al seguimiento de los vecinos que residen en la zona oeste de la provincia y que padecen estas enfermedades.

Tal como se viene haciendo a través de este programa de salud, implementado por el Gobierno de Formosa, a través del Ministerio de Desarrollo Humano, se trató de pacientes  que fueron captados en los respectivos hospitales o centros de salud, de las comunidades aledañas, y desde allí fueron derivados para la  atención con el especialista a cargo en “nuestro hospital”, explicaron desde la dirección del hospital. 

Cabe destacarse que “este servicio es gratuito” y se hace por medio de un trabajo conjunto, “programado y articulado por la red sanitaria provincial, en este caso, entre los profesionales del programa y el equipo de salud del hospital del Potrillo, con el objetivo de ofrecerles una pronta recuperación y el mejoramiento de la calidad de vida a los pacientes que sufren estas patologías”, detallaron.

Las consultas consistieron en la “detección de nuevos pacientes, seguimiento y control de los que ya cuentan con un diagnóstico y una historia clínica. donde se asienta el tratamiento que va llevando, incluida la medicación”, señalaron desde la dirección del programa.

Recordaron que, actualmente, están haciendo el monitoreo de unos 200 pacientes con enfermedades reumáticas, los cuales son oriundos de localidades, comunidades y parajes, asentados en la zona oeste. En esta oportunidad fueron atendidos pacientes de María Cristina, Lote 8 y El Chorro, entre otras.

Sobre las afecciones atendidas con mayor frecuencia mencionaron: artritis reumatoidea pero también: lupus, polimialgia reumática, esclerodermia y otras. En tanto, que en relación al abordaje de las mismas refirieron que los pasos son: detección de dolor articular, estudios, posteriormente el diagnóstico y finalmente la indicación del tratamiento que va acompañado de la entrega gratuita de la medicación y de un constante seguimiento.

Resaltaron que casi la totalidad de los pacientes son originarios y que tienen una muy buena respuesta a los tratamientos dados. Además se notan “responsables en el cuidado de su salud porque siguen el tratamiento al pie de la letra respecto a las indicaciones y esto nos ayuda a tener buenos resultados”.

Desde el programa valoraron el trabajo del equipo local “que colaboran permanentemente en todo, y se ocupan del monitoreo a los pacientes hasta nuestra próxima llegada y atención”. En especial agradecieron a los agentes sanitarios, que son el primer contacto con el paciente, el nexo con el equipo de salud y los que se encargan de visitarlos en las casas.