Compartir

La senadora nacional por Formosa Graciela De la Rosa (PJ) se mostró muy crítica con el discurso que brindó el presidente de la Nación, Mauricio Macri, en la apertura de sesiones del Congreso Nacional. “Pensamos que iba a hacer una autocrítica, pero no. Lo vimos con un discurso duro, de ratificación del rumbo; fue durísimo”, sostuvo.

La legisladora nacional destacó que “estamos muy sorprendidos por el discurso del presidente de la Nación por este divorcio con la realidad argentina, la realidad de los trabajadores y con lo que está ocurriendo en el país. Pensamos que iba a hacer una autocrítica, pero no. Lo vimos con un discurso duro, de ratificación del rumbo; fue durísimo. El relato macrista sorprende a todos por el momento que está viviendo la Argentina”.

 

Consideró que “el presidente estuvo muy lejos de unir a los argentinos, lo cual es justo su slogan, que no sé si lo va a seguir usando. Desunió a todos y volvió con el tema de la corrupción del Gobierno anterior, sobre todo con datos falsos, como que él venía en nombre de su generación a hacer una revolución en Argentina”.

 

Asimismo, remarcó que “estaba todo preparado en el Congreso como una escena porque todos los invitados eran de él. Había una larga cola, una movilización PRO, como dos cuadras de combis todas lindas, blancas, iguales, donde fueron sus aplaudidores que se ubicaron en los palcos”, haciendo notar que “la plaza estaba vacía, sólo había docentes movilizados y científicos por los recortes en ciencia y tecnología”.

 

De la Rosa dijo no entender cómo hay sectores como la UCR que defienden a “un Gobierno que está provocando desempleo, desocupación galopante, cierre de fábricas, importaciones, la corrupción que hay… obviamente que está claro que hay un plan de negocios. El macrismo vino con un plan de negocios (al Gobierno) porque cada uno de los empresarios está haciendo negocios en detrimento del Estado”, cerró.