Compartir

La inflación que a nivel nacional se estima en más del 40 por ciento anual afectará el presupuesto provincial del año próximo, que en valores equiparables son 13 puntos, lo que significan alrededor de 4 mil millones de pesos.

“Tampoco incluye obras vitales para la provincia porque todavía están en discusión con el poder central para que efectivamente se incorporen en el presupuesto nacional, como el acueducto Formosa-Ingeniero Juárez y las redes secundarias y domiciliarias del Gasoducto del NEA”.

Así lo señaló el diputado Jorge Román (FpV), presidente de la comisión de Asuntos Económicos y de Obras Públicas,
anticipando el tratamiento que tendrá este jueves el presupuesto provincial 2017 en la Legislatura provincial.

Cifras

El presupuesto para el año próximo es de más de 34 mil 600 millones de pesos, con un incremento del 28,35 por ciento respecto el vigente este año.

Sin embargo, ese aumento será afectado con una proyección inflacionaria nacional mayor al 40 por ciento para 2017, con lo cual en valores constantes la provincia dejará de percibir de transferencias nacionales más de 4 mil millones de pesos.

La decisión del gobernador Gildo Insfrán, al girar la llamada “ley madre” a la Legislatura provincial para su tratamiento y aprobación destina la mayor parte de los recursos a la inversión en los ámbitos de promoción social, de educación y de salud.

Para seguridad se destina casi un 5,5 por ciento del presupuesto y para apoyos económicos a las actividades productivas –agricultura, ganadería, turismo, etc.- suman el 12 por ciento.

La administración gubernamental solamente demandará el 20 por ciento y se destinará para atender la deuda pública apenas el 0,5 por ciento, dado que Formosa ha reestructurado la totalidad de sus acreencias.