El programa “Familias Solidarias” tuvo gran éxito en las fiestas navideñas

Compartir

La Directora de niñez y adolescencia, Mónica Nogueira, destacó la buena implementación y desarrollo del programa “Familias solidarias”, por el cual los cincuenta niños y niñas que viven en las cinco residencias socio educativas de la ciudad capital, van a pasar las fiestas en un hogar que los contiene y acompaña.

Algunos fueron desde el lunes y se quedan hasta la fecha de Reyes y otros volvieron al día siguiente de la noche buena, porque depende de la familia y la vinculación que se haya hecho.

Hay casos donde la situación de recibir a los niños se da “sobre la hora”, entonces quedan las vacantes para los próximos eventos como año nuevo, los feriados largos y otras ocasiones.

“Estuvimos insistentes este año para que los chicos puedan pasar con alguna familia, sobre todo es importante la vinculación pero en primera instancia se realiza una inscripción”, explicó la funcionaria.

La misma se puede hacer en la oficina de la Dirección sito en 9 de julio 206 primer piso o llamar al 4436371 y serán atendidos por un trabajador social.

“Se le hace una visita para conocer la casa, cómo viven, luego se lleva a cabo un informe psicológico para ver cómo es la persona y una vez pasadas esas instancias quedan registrados en el libro de inscripciones de familias solidarias y se inicia la vinculación “, describió Nogueira.

Antes de esa etapa, se tiene en cuenta si la familia tiene alguna preferencia de género o edad y si detectan alguna persona con la que tengan alguna empatía comienza la vinculación. Primero es en la residencia, asistido por un profesional que puede ser trabajador social o psicopedagogo y después, depende del interés de los niños, se hacen salidas transitorias paulatinas.

“Todo depende mucho del niño, cómo reacciona ante la familia y espués ellos mismos se apropian de ellas”, aseguró.

Al momento de la inscripción se acepta cualquier familia al margen de cómo esté compuesta: monoparentales, del mismo género, ensamblada, entre otras, porque “nosotros tenemos que adecuar nuestra cabeza a lo que pasa actualmente, no podemos quedarnos con las familias de antes porque ya no existen”.

“Lo importante es que el niño se sienta bien y que la familia pueda afrontar diferentes situaciones que puedan pasar, porque son niños como todos”, manifestó Nogueira.

Por último advirtió que no se deben confundir las familias solidarias con las que pretenden adoptar, de hecho estas últimas no pueden pertenecer al grupo de las primeras, porque, en términos de la funcionaria, es muy difícil y muy cruel “cuando van con la familia mucho tiempo y después sale una familia para adoptarlos y se van con esa familia o vuelven con la de origen, por eso hay que tener en claro que es transitorio, temporal”.