El Programa provincial de Cáncer de mama sigue funcionando con éxito

Compartir

Néstor Galván, director asociado del Hospital de la Madre y el Niño, brindó detalles acerca del desarrollo del Programa provincial de Cáncer de mama que se implementa en dicho nosocomio.

Al margen del Programa, el Hospital cuenta con un servicio propio de mamografías para trabajar en la prevención del cáncer.

Respecto a la detección, el profesional explicó que los casos son derivados desde los centros de salud de capital e interior y se realiza una serie de pasos antes de ingresar al programa: se les programa una consulta, se realiza la mamografía o ecografía mamaria, se evalúa y si se encuentra alguna anormalidad que puede manifestar la mama, se toma la muestra y se verifica si es benigno o maligno. En el caso último, se incluye a la persona al Programa y se llevan adelante los pasos de seguimiento y tratamiento hasta la cura definitiva o paliativa de acuerdo al caso de la detección.

“Es algo de destacar porque a pesar de los cuatro años difíciles que pasamos con la caída de muchos problemas a nivel nacional, el Gobierno de la provincia siempre sostuvo esos programas, los mantuvo y este es uno que sigue en vigencia”, aseguró Galván.

Y aclaró: “Este programa no se limita solo a este Hospital sino que a nivel provincial están los camiones sanitarios realizando permanentemente de forma rutinaria las mamografías y ecografías mamarias en distintas zonas del interior, que beneficia a todas las mujeres de la provincia que quiere y deben realizarse los estudios en carácter preventivo”.

Las personas interesadas en realizarse los exámenes de este tipo, deben ir al sector de admisión del Hospital, solicitar una consulta ginecológica y durante ella manifestar si detectaron alguna situación de rareza con su piel o mama. Luego de los estudios correspondientes se les orientará para definir si lo que tienen es benigno o maligno y los pasos a seguir para el tratamiento.

Por último, Galván recordó que es recomendable hacerse un auto examen de mama al menos una vez por mes, aunque lo ideal sería todos los días frente a un espejo para detectar cualquier irregularidad y asistir a la consulta adecuada.