El proyecto para ampliar la Corte es “revolucionario, positivo y necesario”, sostuvo Zabala

Compartir

El Frente de Todos presentó un proyecto de ley para aumentar a 25 el número de integrantes de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, incluyendo a los actuales cuatro miembros.

La iniciativa fue elaborada por gobernadores oficialistas, entre los que se encuentra el gobernador de Formosa Gildo Insfrán, con el objeto de promover la unidad nacional en el cumplimiento de tres principios: el federalismo, la equidad de género y una especialidad en la materia.

En relación a esto, se expresó la fiscal de Estado, la doctora Stella Maris Zabala quien consideró a este proyecto “absolutamente revolucionario, positivo y ultra necesario”.

“No hay que temerle, ya que se trata de una discusión que debía plantearse, propiciando un auténtico federalismo con las realidades de cada provincia, atendiendo a la especialidad de cada tema y respetando la paridad de género”, subrayó en comunicación con AGENFOR.

Yjustificó que una Corte acotada ya no resiste más, debido a la cantidad de causas que no llegan a tratarse, porque es sumamente dificultoso poder solucionarlas y resolverlas en demasía.

Marcó que no debemos olvidar que se trata del máximo tribunal del país y sí ya el ciudadano siente en algún momento una sensación de desamparo con la justicia o de pensar que su causa demora en las instancias previas, imagínense cuando llega a la Corte, aseveró.

Además, insistió en que la representatividad de las provincias es de altísima relevancia, porque se respetaría la idiosincrasia de cada una y se practicará el federalismo como corresponde.

Asimismo, cuestionó el hecho de la desigualdad en los tiempos para resolver ciertos temas y aseguró: “Es llamativo que algunas causas se resuelvan en tiempo meteórico”, destacando que “la provincia ha planteado distintas demandas y no hemos logrado ni el despacho inicial, sin embargo cuando se tratan de temas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, salen en tiempo record”.

Por eso, resaltó que eso no pasaría en una Corte que realmente cuente con  representación de las provincias, practicando un sistema federal, “y esto sería un avance inmenso en la materia”, dijo.

Sumó que, si prospera este proyecto, tendríamos una justicia mucho más ágil y expuso que al tener 25 integrantes se requerirá una reglamentación especial, “pero será mejor y nadie que haya litigado en la Corte puede dudar de esto o contradecirlo”.

Y añadió: “Eso ya no es justicia, es padecimiento” al referirse a las altas demoras en el tiempo de atención de un caso.