El recuerdo de la creación del Norte Grande Argentino

Compartir

El ente nació para promover la integración y el desarrollo social

El doctor Gildo Insfrán se comunicó el sábado  por vía remota con sus pares gobernadores del denominado Norte Grande Argentino un ente cuya creación se acordó en  la jornada del 9 de abril de 1999 cuando los mandatarios de las provincias del noroeste (NOA) y nordeste (NEA) acordaron en la ciudad de Salta trabajar conjuntamente para promover el desarrollo social de sus pueblos.

Fueron signatarias del acuerdo Catamarca, Chaco, Corrientes, Jujuy, Misiones, Salta, Santiago del Estero, Tucumán y Formosa , representada por el actual jefe del PEP.

El objeto primordial del tratado fue  la creación de la Región Norte Grande y la concreción de la integración de las provincias del NOA y el NEA, a los efectos de lograr en la realidad un sistema efectivo de consenso y acción conjunta entre los Estados partes.

Quedó establecido que el objetivo fundamental consistía en  institucionalizar el proceso de integración con el establecimiento de los órganos con competencia y facultades que permitirán la coordinación de política y la materialización de los Proyectos de interés común, que en los hechos acrecentarán el potencial económico-social regional.

Se dejó en claro que la Región creada no implicaría mengua alguna de las autonomías provinciales, preservando los Estados partes sus facultades autónomas, en un marco de integración flexible y abierto en cuanto a los legítimos intereses propios de los Estados partes.

Tampoco que  significaría enajenación o cesión de los territorios provinciales de ninguno de ellos a favor de los otros.

En el acuerdo rubricado ese 9 de abril de 1999, los gobernadores decidieron organizar el Consejo Regional del Norte Grande para que fuese el órgano encargado de impulsar y llevar a cabo las acciones políticas conducentes a alcanzar los objetivos establecidos en éste y de concretar los Proyecto de la Región creada.

Se decidió que estaría integrado por la Asamblea de Gobernadores, la Junta Ejecutiva y el Comité Coordinador y que el Consejo Regional del Norte Grande tendrá facultades Administrativas para cumplir los fines de la Regionalización.

En esa ocasión, quedó instituida también la Asamblea de Gobernadores, para que fuese  la autoridad superior del Consejo y determinará los lineamientos de acción política, institucional y administrativa.

La integraron  los gobernadores de las provincias de Catamarca, Chaco, Corrientes, Formosa, Jujuy, Misiones, Salta, Santiago del Estero y Tucumán, que celebraron el Tratado.

Se estableció que la Junta Ejecutiva, que será el órgano ejecutivo y con capacidad decisoria de todos los Actos Administrativos, se encargaría de  elaborar, ejecutará y decidir todas las medidas necesarias para concretar las acciones o actos del Consejo Regional, dentro de los lineamientos que disponga la Asamblea de Gobernadores.

La misma quedaba  integrada por el  ministro de cada provincia designado a tal efecto por el respetivo Poder Ejecutivo.

Antecedentes

Esta decisión de crear el Norte Grande Argentino en 1999 tiene su antecedente en otro encuentro de los mandatarios de la región realizada en septiembre de 1998 en Puerto Iguazú, Misiones.

A partir de todo ello, los gobernadores avanzaron en Salta teniendo en cuenta que existía un grado de conciencia plena sobre las implicancias del fenómeno de la globalización y sus posibles consecuencias económico-sociales.

Señalaban que dado los presupuestos básicos de la estabilidad Político-Institucional y Económica que por entonces  gozaba el país, estaban dadas las condiciones esenciales para que se produjese  un proceso de desarrollo sustentable para beneficio de los pueblos, así como también que  la profunda transformación estructural de la Argentina requería  de decisiones políticas que propendieran a una equilibrada distribución del crecimiento.

Los gobernadores entendían que estaba suficientemente clara la idea que el mayor desarrollo deseado no se logrará con voluntarismos  y  que sólo podría  traducirse en hechos concretos en la medida que se supiesen  generar las condiciones para que él se produzca.

Integración

Con todos esos fundamentos, consideraban que existía  la más acabada compresión de que la Integración es un instrumento idóneo en todo proceso de desarrollo sustentable, entendiéndola como una travesía, no como un destino, en la que en forma constante y sistemática deben identificarse los intereses comunes y decidirse las acciones consecuentes, en claro reemplazo de los históricos localismos infecundos.

Reconocían que los intentos de integración ya habidos conformaban claros antecedentes de intenciones y deseos profundos ya arraigados en nuestros pueblos y sus dirigencias así como que  en un plano conceptual puede afirmarse que ya existe entre nuestra provincias un proceso de Integración espontánea, sobre el que es necesario dar nuevos pasos para convertirlo en un proceso de Integración intencional cierto.