El Senado aprobó la ampliación del número de miembros de la Corte Suprema de Justicia de la Nación

Compartir

El Senado aprobó y giró a la Cámara Baja el proyecto de ley que amplía a quince el número de integrantes de la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

   El presidente del interbloque del Frente de Todos, José Mayans, respaldó la reforma al señalar la gravedad que significa para la democracia que “un poder se arrogue una superioridad sobre los otros dos poderes del Estado y eso es lo que está pasando en la República Argentina en estos momentos. Hay un poder que se siente superior y tiene la última palabra en todo”, completó.

   “En este tiempo, necesitamos un Poder Judicial que sea confiable, explicó el formoseño y marcó que, en cambio, la Corte actual, por ejemplo, tomó decisiones legislativas que no le corresponden al poner en funcionamiento una ley que “había sido derogada por el Congreso de la Nación y no debería estar en vigencia”, hecho que consideró “gravísimo”. E hizo una reseña de distintas decisiones arbitrarias adoptadas por el Tribunal con la actual composición de cuatro integrantes.

   Además, le reclamó “sensatez” a la oposición por su actitud por momentos obstruccionista que llega al punto de no asistir a las comisiones y luego se queja de que no hubo debate o los temas son pocos estudiados. “En ningún momento escuche una sola autocrítica de lo que hicieron en el gobierno ni de cómo dejaron el gobierno”, espetó el senador peronista.

   En ese sentido, indicó: “Nadie puede negar que en el gobierno anterior hubo una intención de persecución contra sindicalistas, políticos y empresarios y que se utilizó como herramienta a la justicia”.

   El presidente de la comisión de Asuntos Constitucionales, Guillermo Snopek, informó el proyecto en el recinto y aseguró que fue “producto de un debate maduro, plural y democrático, de seis meses” y que se tomaron como base cinco iniciativas presentadas por distintos senadores. 

    Según explicó, con esta iniciativa, la Corte Suprema pasará a tener quince miembros, en lugar de cinco, y el texto aprobado garantizará “la paridad de género” en su composición y el federalismo. Recordó que más de una quincena de gobernadores provinciales suscribió un documento donde se expresó la necesidad de modificar el número de la Corte”. “Una Corte mejorada servirá para zanjar las diferencias y las desigualdades”, señaló el jujeño.

    La vicepresidenta del interbloque FdT, Anabel Fernández Sagasti, respaldó la iniciativa y recordó que hubo 18 gobernadores que plantearon la necesidad de la reforma a través de un proyecto de ley y que, de esa manera, “se hicieron cargo” de tratar de mejorar el Poder Judicial argentino.

    “Cualquiera que no quiera faltar a la verdad tiene que reconocer que funciona mal y que hay una insatisfacción de la ciudadanía respecto al Poder Judicial de la Nación”, sentenció la mendocina y, luego, reseñó que sólo el 2 por ciento, de las más de ocho mil causas que llegan al Máximo Tribunal, obtiene sentencia con fundamento y el resto es rechazado.

   Advirtió que, para alcanzar consensos, algo que desde lo discursivo reclama siempre la oposición, debe haber debate. Pero, recordó que los representantes de Juntos por el Cambio vienen eludiendo la discusión en la mayoría de los temas, incluso faltan a las reuniones de comisiones. “Hay que ser valiente para ponerse de acuerdo y no hay que tenerle miedo a las tapas de los diarios, que los retan porque hablaron con el kirchnerismo”, azuzó la senadora oficialista. 

   “Los senadores y senadoras de la Nación tenemos la obligación de ponernos de acuerdo para darle respuestas a las instituciones de la República Argentina, y, en eso, los compañeros y compañeras del Frente de Todos estamos convencidos para hablar con quién sea para darle respuestas a los argentinos y argentinas”, concluyó.

    A su turno, el neuquino Oscar Parrilli planteó una cuestión de privilegio contra la Cámara de Comercio de los Estados Unidos en la Argentina (AmCham) por “entrometerse en los asuntos internos del país”, al expresarse en un comunicado en contra la ampliación del número de ministros de la Corte. “Nada tiene que hacer esa asociación de comercio AmCham en nuestros asuntos”, bramó el senador peronista.

   Además, coincidió con su compañera Fernández Sagasti en reclamar a la oposición que pierda el miedo a los multimedios y participe de los consensos, al sostener que seguirá buscando acuerdos y señalo: “Muchos de esos dirigentes opositores que se la pasan hablando en el Senado de por el diálogo y el consenso, cuando van a los canales de televisión dicen exactamente lo contrario, que no van a acordar nada”.

   En otro orden de cosas, señalo que la Corte actual fue la que “convalidó la Gestapo del gobierno de Macri”, así como las escuchas que se le hicieron a él y tomaron estado público, y es la misma “que se arrogó funciones legislativas”, entre otras irregularidades. “¿Esa es la Corte que están defendiendo?”, interrogó hacía la bancada opositora.

   Por su parte, la jefa del bloque Unidad Cuidada e integrante del FdT, Juliana di Tullio, expresó que los actuales cuatro integrantes del Alto Tribunal “son muy débiles, son vulnerables a los aprietes del poder económico, de independientes no tienen nada y de democráticos mucho menos”. “La Corte independiente saca los fallos por Clarín, los senadores y senadoras nos enteramos de los fallos por Clarín”, ironizó la bonaerense.

   E insistió: “La Corte debe ser independiente del Partido Justicialista, del gobierno actual, del gobierno que venga e independiente del poder económico”, al definir el tipo de justicia que se pretende alcanzar con la reforma propuesta.