El Senado aprobó un proyecto de resolución sobre el acuerdo interprovincial de creación de la Región del Norte Grande Argentino

Compartir

Este jueves 12, el Senado aprobó un proyecto de resolución por el cual el Cuerpo tomó conocimiento del acuerdo interprovincial de creación de la Región Norte Grande Argentino, que integra a diez provincias del NOA y el NEA.

Al respecto, el senador chaqueño del Frente de Todos Antonio Rodas defendió la iniciativa y sostuvo que, con el referido convenio, “tenemos la posibilidad de repensar una zona muy importante que abarca el 30por ciento dela plataforma argentina, tiene más de nueve millones de habitantes; es decir más el 21 por ciento de ciudadanos argentinos que viven en esa región”.

 “Hay una zona potencialmente rica que es el Norte Grande”, remarcó Rodas y apuntó que en esa parte del país se registran distintos tipos de actividades económicas como: “Agricultura, ganadería, minería, petróleo”.

E insistió: “Este es un tiempo de repensar el país, es un tiempo de cambiar las asimetrías, esun tiempo de romper centralismos que mucho daño han ocasionado a nuestro norte”.

Más adelante, recordó que “nadie puede olvidar que el país, en antaño, se manejaba desde las provincias del Alto Perú” y “nadie puede olvidarse dela Independencia de nuestro país en Tucumán”.

A su turno, el tucumano Pablo Yedlin reseñó que el proyecto de resolución implica “ratificar un acuerdo de los gobernadores para la creación de la Región del Norte de Grande” e hizo un recuento de distintos hechos históricos ocurridos en esa zona del país, como la Batalla de Tucumán que determinó los límites actuales dela Argentina, la declaración de la Independencia y la aparición de la primera industria pesada del Continente con el desarrollo de los ingenios azucareros.

“El sueño de muchísimos norteños fue truncado durante años por políticas centralistas que empobrecieron al Norte Grande”, destacó y reflexionó: “Es bienvenida la idea del Norte Grande porque nos unifica en un mensaje, en una intención”.

Además, consignó que “ese norte, empobrecido por décadas, sigue diciendo que no es inviable”.