El servicio de agua potable creció 571% en la provincia, según datos del SPAP

Compartir

El administrador del Servicio Provincial de Agua Potable y Saneamiento (SPAP), el ingeniero Julio César Vargas Yegros, informó a AGENFOR que en la actualidad se brinda el servicio de agua potable a 94 localidades, lo que representa un crecimiento en la provincia del 571%.

En una entrevista con la Agencia de Noticias Formosa (AGENFOR), el funcionario sostuvo que Formosa “utiliza hoy todos sus recursos hídricos tanto superficiales como subterráneos”.

Por un lado, a partir “de los desbordes de los ríos Pilcomayo, Bermejo y Paraguay, y sus transportes mediante canales prácticamente en todo el territorio desde el oeste hacia el este”.

Por otro, describió que desde el 2004 se comenzó a investigar lo concerniente al agua subterránea con una metodología que, “en primera instancia fue probada en la localidad de María Cristina, con un pozo testigo que tuvo un muy buen resultado. Y tras ello, se puso en funcionamiento en el 2005”.

Ese fue el punto de arranque del Proyecto Esmeralda, en el cual “se sintetizan todas las tareas de investigación que se han hecho en materia de agua subterránea en la provincia”, recordó.

Y explicó que dentro de las investigaciones efectuadas, primero se utilizaron “métodos tradicionales y luego hasta 4.000 metros de profundidad para identificar la presencia o no de agua dulce”.

A su vez, se diferenciaron por zonas: entre aquellas que van desde los 200 hasta los 400 metros. Allí, según consignó a la Agencia, se desarrollaron nueve pozos en las localidades más importantes. 

“Comenzamos ahora con una segunda etapa con la que se busca duplicar esos mismos pozos para darle sustentabilidad al servicio de agua potable”, comunicó, debido “a que la distribución ha crecido enormemente”.

En esa misma línea, la intención es continuar extendiendo “la cobertura del servicio en las viviendas a todas las comunidades aborígenes en distintos tamaños de población de los Departamentos Ramón Lista y Bermejo oeste”.

Crecimiento del servicio

Luego, el ingeniero Vargas Yegros repasó que “Formosa en el año ‘96 tenía un servicio de agua potable que abastecía a 51 localidades, que en promedio producían en conjunto 51 millones de litros de agua por día”.

Con el paso del tiempo, el Gobierno fue avanzando “con sus recursos, hasta que en el 2004 se pasó a 57 localidades con cerca de 81 millones de litros de agua por día”.

En consecuencia, “al 31 de diciembre de 2021, se brinda el servicio a 94 localidades, lo que representa un crecimiento del 571% en la provincia”, precisó, marcando que “hoy, en promedio se producen casi 350 millones de litros de agua por día”.

En otro orden, el administrador del SPAP también dijo que “Formosa está en una fase agresiva en este momento”, con respecto “a ir aumentando la capacidad de reservas de agua en el año, ya sea por lluvias o por la llegada del excedente del río Pilcomayo”.

Su aprovechamiento se realiza mediante el sistema de canalización hecho por el Gobierno provincial, “llegando a diversas zonas geográficas recargando los reservorios existentes”.

Ello a partir de una “mirada que siempre es integral”, remarcó, por tanto, los datos antes expuestos “dan una idea de cuánto se avanzó en la ruralidad con el servicio, ya que no es solamente en las grandes ciudades donde se progresó, sino hasta el último lugar donde viva un formoseño”.

“Esto pone en valor la mirada del Modelo Formoseño y la decisión política del gobernador Gildo Insfrán”, acentuó categórico.

Acta de Reparación Histórica

A su vez, significó que la firma del Acta de Reparación Histórica sellado en el 2003, fue “un antes y un después” para la provincia, pero también a partir del mismo “el manejo de recursos hídricos y saneamiento pasó a ser una política de Estado en el país”. 

Con la rúbrica de dicho instrumento legal, “se centralizó en la producción, es decir, la construcción de plantas algo que fue aprovechado por la provincia”, añadió.

En cambio, lo comparó con la gestión del expresidente Mauricio Macri y puso como ejemplo lo sucedido con la nueva planta de agua potable de la ciudad de Clorinda, “que se comenzó en la Presidencia de Cristina Fernández de Kirchner, pero que sin embargo y pese a que el contrato se había firmado y tenía el financiamiento asegurado, no se terminó su construcción” en los cuatro años de la gestión anterior.

“Los formoseños hemos visto cómo una obra con financiamiento externo se paralizó de manera increíble y así la gestión de Cambiemos demostró que no le interesaba absolutamente nada el desarrollo de Formosa”, repudió contundente.

Nueva planta de Clorinda

Recién con la llegada del presidente Alberto Fernández, la obra “se revitalizó”, de modo tal que, según el cronograma de trabajo previsto, adelantó que se espera “ponerla en marcha felizmente para fin de año”.

Dicha planta “es vital porque va a cambiar totalmente la situación en la segunda ciudad de la provincia, ya que permitirá cubrir la demanda en un 100%”, enfatizó.

Asimismo, no olvidó mencionar que también la provincia hizo lo suyo en cuanto a que, “a través de una planificación inteligente en el manejo de sus recursos, empezó a construir las plantas de las localidades más pequeñas con sus propios fondos”, merced al orden en sus cuentas públicas y también a los recursos genuinos que le llegan por la Coparticipación Federal.

Por último, anticipó que se está próxima a finalizar la planta de Sumayén, al sur del Embalse Laguna Yema. “Es una planta que va a producir 100 mil litros de agua por día suficientes para toda la población criolla y originaria de esa zona, a partir de la captación del río Bermejo, lo cual le da sustentabilidad al servicio de agua potable que era traída por vía subterránea”, detalló. 

Y esbozó en el cierre de la entrevista con la Agencia que “el servicio de agua potable forma parte de la atención primaria de la salud” en la provincia, ya que “la prestación efectiva a las viviendas de las personas hace que se reduzcan todos los índices de enfermedades vinculadas al agua, especialmente en la población infantil”.