El sistema de salud formoseño está fortalecido pero es necesario tomar conciencia, pidió Batista

Compartir

Con responsabilidad colectiva y reforzando los cuidados se logrará frenar la escalada de contagios de coronavirus

La diputada provincial justicialista, Margarita Batista analizó la evolución de la pandemia en Formosa tras el aumento de casos y decesos por coronavirus, registrándose este miércoles 19 un nuevo récord con 1071 contagios de COVID19.

Realizar un análisis profundo de lo que está significando la pandemia en Formosa, no es sencillo y hay que analizarlo desde distintos factores, comentó a Agenfor.

Por lo que en primer lugar se refirió al inicio de la pandemia en marzo del año anterior, en el que a partir de las medidas sanitarias implementadas, un sistema sanitario que se fue readecuando a la situación, un equipo de salud, que desde el primer momento estuvo a la altura de las circunstancia y con una conducción clara del gobernador Gildo Insfrán, en cuanto a una política sanitaria integral, Formosa pudo transcurrir un 2020 privilegiado, en donde el primer caso positivo a COVID19 fue registrado recién en junio y el primer fallecido, en noviembre de ese año.

Luego, en el inicio del 2021 se registraron algunos casos más pero fue controlado, expresó, hasta que “ciertos factores externos, empujados por la oposición quienes se propusieron alterar el estatus sanitario en la Provincia, organizando marchas, a partir de un fallo en el que un Juez ordenó el ingreso masivo de personas a Formosa, lograron provocar el comienzo de este aumento de casos positivos a coronavirus que luego se fue incrementando día  a día” destacó.

Además, resaltó que más allá de las aglomeraciones sin respetar las medidas de bioseguridad, la oposición instiga al odio con agresividad, desarrollándose así situaciones lamentables.

Por otra parte, agregó que, sumado a las situaciones anteriores, muchas personas fueron de vacaciones a lugares en donde ya había circulación de otras cepas, como la Británica o Manaos, lo que también permitió el ingreso de la mutación del virus, provocando más contagios en menos tiempo.

“Todo colaboró a que se llegue a esta situación sanitaria delicada, que si bien predomina en la ciudad de Formosa, la realidad es que también se ha extendido a más de 30 localidades del interior” lamentó.

Y continuó remarcando que a pesar de que esta cantidad de infectados pone en tensión al sistema de salud, éste se encuentra fortalecido y a la altura de las circunstancias, con un equipo sumamente comprometido.

“Pero por más que se agreguen camas, si la situación no se controla entre todos, ni tomamos conciencia, no se podrá frenar al virus”, resaltó.

En esa línea expresó que es necesario comprometerse entre toda la comunidad y tener responsabilidad social, sin intentar sacar rédito político personal como lo siguen haciendo algunas personas.

Y aseveró que en otras provincias no se realiza el control de la gestión de la pandemia, ya que en Formosa se establecen las medidas sanitarias a través del Consejo de Atención Integral de la Emergencia COVID 19 “Dr. Enrique Servián” y luego es controlado, remarcando que en Formosa se implementa el control de esa gestión.

La legisladora, por último, puso de relieve el avance en el Plan de Vacunación Estratégico de la provincia, superando los 120 mil comprovincianos vacunados con la primera dosis, disminuyendo las edades en quienes la van a recibir y en pocos días se iniciará la inscripción para aquellos que presenten factores de riesgo.