“El sistema de salud provincial salió fortalecido de la pandemia”

Compartir

El doctor Mario Romero Bruno, director del Hospital Central de Formosa, puso de resalto que durante la pandemia de COVID-19 “el sistema sanitario provincial fue puesto a prueba y se ha dado atención a todas las personas”.

En declaraciones recogidas por AGENFOR, destacó que en Formosa ante la contingencia “la decisión ha sido la salud por encima de todo y detrás de esa decisión vienen las acciones”.

“Y las acciones las hemos visto en un sistema de salud salió fortalecido de la pandemia por la infraestructura –subrayó-. El Hospital Interdistrital Evita ha sido uno de los pocos nosocomios monovalentes que hemos tenido en la Argentina y así también todo el sistema de salud, del oeste hasta el este y del norte al sur”.

En ese sentido, remarcó que “se han equipado unidades específicamente para la atención de los pacientes COVID-19 y su traslado con las ambulancias del SIPEC de acuerdo a la complejidad”.

“El sistema sanitario provincial fue puesto a prueba y se ha dado atención a todas las personas, no quedó ninguna sin atender con la tecnología que corresponde y los recursos humanos”, acentuó.

Respecto del personal de salud, elogió que “ha tenido una acción loable que hay que reconocerla” y mencionó a los administrativos, enfermeros, técnicos, bioquímicos, médicos, camilleros, kinesiólogos, etcétera. 

“Realmente se ha conformado y fortalecido el equipo de salud y eso ha sido también una ventaja, algo positivo que sacamos de la pandemia. Así que podemos decir que el sistema de salud está robustecido”, significó.

En el caso del Hospital Central, resaltó que “en el año 2021 se han habilitado 46 camas nuevas que las llamamos ‘La Torre’, sobre la calle Mitre, que en ese momento eran específicas para pacientes COVID, ya que se trataban de habitaciones compartidas entre dos personas con baño privado, lo cual permitía el aislamiento”.

Además, “en la misma Emergencia se han aislado boxes y eso ha quedado todavía. Son cuatro boxes de aislamiento para pacientes que ingresaban con diagnóstico presuntivo en ese entonces y aún hoy los seguimos usando”, agregando que, en el marco del proceso de mejora de la tecnología del nosocomio, también se habilitó un tomógrafo.

Asimismo, “se está edificando un ingreso sobre la calle Salta, donde va a estar priorizada la atención de los pacientes que vienen del interior”.

Del mismo modo, el doctor Romero Bruno indicó que también se llevan adelante refacciones en las áreas de lavadero y secado de ropas.

“Todo esto conlleva a tener mucha actividad de logística y es lo que se está atendiendo”, enfatizó el facultativo.

Para finalizar, sobre el estado de los pacientes COVID-19 en el nosocomio, refirió: “Son internaciones sobre todo clínicas. En este momento, el hospital tiene cuatro, cinco pacientes con diagnóstico positivo que están en aislamiento. El resto son pacientes con las patologías generales que se atienden: clínicas, quirúrgicas, traumatológicas y terapia intensiva”.