“El sistema educativo está funcionando de manera muy ordenada”

Compartir

A una semana del inicio de las clases en el territorio formoseño, el ministro de Cultura y Educación, el ingeniero Luis Basterra, destacó que “estamos muy bien”, avanzando sostenidamente en el retorno a la presencialidad.

En declaraciones a AGENFOR, explicó: “Como es normal en esta época del año, al inicio del ciclo lectivo, con esta recuperación de la presencialidad plena se están llevando adelante con regularidad las clases en determinados niveles y en otros están adaptando los exámenes de marzo de regularización, con lo cual las clases tienen un reordenamiento en función del doble rol que le cabe al docente de tener que estar frente al aula, pero también cumplir su responsabilidad de evaluar a los alumnos que han adeudado materias”.

“Podemos decir que estamos en un momento muy importante, en el que el sistema está funcionando de manera muy ordenada y, sobre todo, con un muy buen ánimo de parte de docentes, padres y alumnos”, subrayó.

Indicó que “estamos recorriendo las instituciones y uno percibe ese compromiso de nuestros docentes que han sido muy responsables durante la pandemia en su fase aguda, donde han hecho de la virtualidad un instrumento que si bien no era perfecto, era el que teníamos para ofrecer como sistema educativo”.

“Hoy, con la recuperación de la presencialidad plena, vemos cómo se recobra ese lazo afectivo entre los alumnos y los docentes”, acentuó.

Hizo notar que “es para estar con esperanza porque vemos que, con el aprendizaje que hemos tenido en pandemia, la oferta del sistema en funcionamiento necesariamente va a mejorar”.

Vacunación

Respecto de la inmunización contra el COVID-19, el ministro Basterra puntualizó a esta Agencia que “Formosa tiene más de 17 mil docentes y tan solo 300 no se han vacunado”, lo cual se trata de “un porcentaje ínfimo que nos ha permitido aplicar un protocolo muy flexible, cosa que no podríamos haber hecho de no tener este nivel de vacunación”.  

“En el caso de los niños y niñas, también estamos trabajando en la identificación puntual, individuo por individuo, y calculamos que para el fin de la semana próxima vamos a tener el relevamiento ajustado de quiénes son los que aún no tienen el esquema completo”, precisó.

Y agregó que “para ello hemos hablado con el ministro de Desarrollo Humano, el doctor Aníbal Gómez, para aprovechando que se están instaurando (los controles de) la Libreta Escolar y el calendario obligatorio de vacunas, incorporar y acompañar con esta vacuna que no es obligatoria, sino voluntaria, la cual ha tenido una altísima aceptación en nuestra sociedad: prácticamente el 99% de nuestra población tiene cuanto menos una dosis, lo que hace que el prejuicio de no vacunarse sea ínfimo y haya disposición para recibir una segunda o una tercera dosis”.

“Todo esto se va a complementar con el registro sanitario que se hace de cada uno de los niños y las niñas y nos va a permitir un grado de seguridad incrementado en cuanto a atemperar los efectos de una pandemia, que si bien ha disminuido la mortalidad de los casos de personas que se contagian, no deja de estar presente y sigue requiriendo de los cuidados necesarios para preservar el estado de salud general que tiene nuestra población”, concluyó.