El STJ ratificó fallo sobre incompetencia de la justicia federal

Compartir

El Superior Tribunal de Justicia ratificó la vigencia y lo resuelto en un reciente fallo a través del cual estableció que la política sanitaria de Formosa es competencia de la provincia, al tiempo que remitió al Juzgado Federal Nº 2 la lista de los expedientes vinculados a esta temática que están en trámite en el fuero Federal y solicitó a ambas Magistraturas que declaren su incompetencia para intervenir en estas causas, invitándose, en caso de mantener su postura, a elevar el conflicto suscitado a conocimiento y resolución de la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

En el fallo 12.146 emitido esta mañana, la Corte Provincial respondió así a un requerimiento formulado por el juez Federal subrogante, Fernando Carbajal quien pidió que el STJ le informe las causas en la que se le solicitaba su apartamiento por incompetencia; trámite que se dio cumplimiento en la jornada del lunes y fue ratificado en la fecha.

En lo medular de la resolución, la Corte provincial ratificó la vigencia y lo resuelto en el fallo 12.142 del pasado viernes, envió la lista con los expedientes solicitados al Juzgado Federal Nº 2 y, finalmente, requirió a ambas magistraturas federales que dicten su incompetencia para actuar en las causas señaladas. En caso de mantener su postura, contrariamente a lo resuelto por el STJ, elevar el conflicto a la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

Por otra parte, los ministros del STJ hicieron notar que se trata justamente de un conflicto de competencia entre la Corte Provincial y los tribunales ordinarios de la justicia provincial con los Juzgados Federales con asiento en Formosa para entender en aquellas cuestiones que -directa o indirectamente- impactan en la salud pública provincial y en la ejecución de la política que lleva adelante el Poder Ejecutivo Provincial. “Al no tener un superior común, el conflicto solo puede ser resuelto por la Corte Suprema de Justicia de la Nación para el caso que los jueces Federales en Formosa no acepten inhibirse; este es el modo legal y civilizado de resolver los conflictos”, sostiene el juez Ariel Coll en su voto.