El tarifazo de gas de entre 300 y 500% también deberán pagar habitantes del norte

Compartir

Desde la Defensoría del Pueblo se fijó postura institucional en cuanto a la Audiencia Pública convocada por el Ministerio de Energía a cargo de Juan José Aranguren y  que se viene llevando a cabo desde el día de ayer, manifestándose que en la similar llevada a cabo en el año 2016 y desarrollada también en el Teatro de la Ribera del Bº de La Boca, se participó formalmente como parte y se pidió al Gobierno Nacional que incluya a nuestra provincia dentro de las jurisdicciones que puedan acceder a la red troncal del Gasoducto del NEA, y sus posteriores conexiones y distribución domiciliarias para favorecer de esta manera no solamente a los usuarios residenciales, sino también a las PyMES y a la industria. A pesar de que se había logrado respuestas positivas al respecto, “actualmente Formosa aparece únicamente como territorio de paso del Gasoducto del NEA, extremo este que no vamos a convalidar con una nueva participación en lo que es una pretensa Audiencia Pública y queconsideramos como una decisión política del Gobierno Nacional la de discriminar a nuestros usuarios y consumidores sin razón alguna y por ello interpondremos todas las medidas que sean necesarias”.

No obstante se rechazó por inconveniente y desacertado que el Ministro de Energía, Juan José Aranguren, haya adelantadoen el día de ayer que las tarifas residenciales de gas que superen los 250 pesos finales, incluido impuestos, tendrán incrementos de entre 300 y 500 por ciento, dependiendo de la categoría. También anunció una reducción del 5 por ciento a los subsidios que se aplican sobre la producción de gas natural, que representa aproximadamente un 40 por ciento del valor de la factura que reciben los usuarios residenciales, por lo que el costo pasará de 3,42 a 3,77 dólares el millón de BTU.

El Ombudsman José Leonardo Gialluca, señaló que estas audiencias públicas han sido totalmente desnaturalizadas por el Ministerio de Energía ya que no toman en cuenta los criterios de la C.S.J.N, y menos aún “toman notas de las propuestas de los disertantes y se han reducido a meros actos administrativos, puesto que posteriormente aprueban los cuadros tarifarios que ellos quieren, favoreciendo siempre a las empresas y lo que es peor estableciendo un sistema injusto en el cual los ciudadanos del Norte tenemos que pagar con impuestos y con otras cargas los subsidios a este sistema, tanto a los usuarios de Capital como de la Patagonia”.