Compartir

En un acto donde estuvieron presente la evocación de la vida de estudiantes de medio siglo atrás, la trayectoria y perfiles de las personalidades de los docentes y las anécdotas de sus condiscípulos, el gobernador Gildo Insfrán dejo inauguradas este viernes las refacciones y ampliaciones de la imponente obra del edificio para la escuela de Comercio 49 “José de San Martin”  de la ciudad de Clorinda.

El clima festivo adquirió características especiales ya que, tal como lo menciono el mandatario- quien es egresado de dicho colegio como parte de la llamada “gloriosa promoción 69”.

Insfrán resalto el valor que tuvo para su vida el titulo de perito mercantil con el que egreso de la escuela de Comercio ya que, según lo reconoce, ” me ha permitido ser un buen administrador”.

En ese sentido, explico que no son pocos los que con la pretensión de conseguir medidas que beneficien a sus comunidades apelan a las relaciones que mantienen con ministros y funcionarios de su gobierno, para hacerles notar que personalmente se encarga de supervisar todas y cada una de las solicitudes así como también de aprobar o negar su otorgamiento en función de las disponibilidades del estado.

“De allí que cuando no reciban respuestas favorables a sus pedidos no se enojen con ellos porque soy yo quien es el que toma las decisiones porque sé donde aprieta el zapato”, esclareció.

Nombro a todos sus compañeros presentes con sus apodos incluidos así como también evoco a los compañeros y profesores que ya fallecieron.

La semblanza del gobernador se extendió al plano deportivo y evoco como una jornada festiva y gloriosa cuando en el estadio del Club Argentinos del Norte y en el marco de competencias intercolegiales de futbol la escuela de Comercio de Clorinda se consagro campeón del torneo al vencer en la final a la escuela Industrial de capital, sin dejar de mencionar que fue el mismo quien anoto el gol del triunfo.

El gobernador baso su mensaje en el relato de sus mejores recuerdos de estudiante y  aclaro que no hablaría de política aunque sí lo hicieron el intendente municipal Manuel Celauro quien se quejo por la paralización desde hace ocho meses de la obra de la planta de agua potable y el estado de deterioro de la ruta 11 que causa repetidamente accidentes graves sin que trascienda a nivel nacional por el blindaje mediático que lo oculta.