Compartir

Al elogiar la decisión política estratégica del gobernador Gildo Insfrán de convertir a la provincia de Formosa en un polo turístico, el asesor del Ministerio de Turismo, el doctor Gustavo Silguero, resaltó que “el Modelo Formoseño claramente define al turismo como uno de los ejes de desarrollo provincial”.

En declaraciones a AGENFOR, enfatizó que “en los últimos tiempos, en la sociedad moderna, el turismo se ha constituido como un bien de servicio de consumo muy importante y es susceptible de ser abordado desde muchos puntos de vista, como desde lo económico, pero también como un fenómeno sociológico. Con el aumento de viajes a nivel global, estamos hablando de un fenómeno ciertamente reciente en la evolución de la sociedad moderna, de no más allá de 50 años, donde las distancias se han acortado muchísimo producto del avance tecnológico”.

“Ello ha modificado hábitos de consumo, ha permitido a muchísimas personas conocer otros destinos y a su vez posibilitado el intercambio de experiencias, desnudando en muchos aspectos las grandes asimetrías que existen en el desarrollo en distintos lugares del mundo, porque el turismo no es más que la réplica de un sistema económico-político determinado, ciertamente desigual y asimétrico que se expresa en ese mismo sentido”.

Esbozó que “hablamos del turismo como un fenómeno sociológico desde el abordaje que hace la Sociología, que lo plantea como la posibilidad cierta de que millones puedan conocer otros destinos, lugares y culturas, interactuando con otras personas en el mundo, lo cual ha generado una mutación en muchos aspectos que ha significado la afectación del medio ambiente en diversas formas, pero también desde lo cultural”.

Los hábitos de consumo de la sociedad moderna “han cambiado muchísimo y el impacto de las nuevas tecnologías ha sido muy decisivo y en el ámbito del turismo también. Diría que con un teléfono celular todos tenemos la posibilidad de conocer en vivo, al instante, qué está pasando en México, Ciudad del Cabo, Londres o donde sea”, apuntando que “esta posibilidad nos ha dado un cambio vertiginoso y, por supuesto, la conducta y el rol que como individuos debemos tener cuando estamos como turistas”.

Decisión política

Asimismo, puso de resalto ante esta Agencia la decisión política estratégica del gobernador Insfrán de convertir a la provincia en un polo turístico. “El Modelo Formoseño claramente define al turismo como uno de los ejes de desarrollo provincial”, destacó el doctor Silguero.

Señaló que “tenemos un desarrollo incipiente de la actividad turística y bien sabemos que todas las obras de infraestructura que se han llevado a cabo constituyen el ABC para pensar en un desarrollo turístico”, marcando que “esas concreciones en rutas, infraestructura eléctrica, conectividad digital, etcétera, la capacitación de nuestros talentos jóvenes formoseños en el área del turismo son los requisitos indispensables para delinear una expansión”.  

“Destinos que han tenido un desarrollo consolidado como la costa atlántica, Carlos Paz o el sur tienen 40, 50 o 60 años de trabajo permanente y constante y una inversión muy importante, sobre todo del sector público”, señaló, recordando que “el turismo en la Argentina nace en Mar del Plata, a finales del XIX, así que pensemos el desarrollo que ha tenido para constituirse hoy en el principal destino turístico interno del país”.

Ante esto, planteó, “debemos tener presente, al pensar en el desarrollo turístico de Formosa se parte de la base de estos cimientos. Sin esto no podemos proyectar y se ha llegado a constituir esa base en todo este tiempo”. 

Además, puso de relieve que hoy Formosa es vista como parte de una región, el Litoral, y además la pavimentación total de la ruta nacional 81 “nos posibilita tener una conexión directa con el NOA argentino”.

“Con esta infraestructura vial que hoy tenemos podemos llegar al Bañado La Estrella, Villa Escolar, el Parque Nacional Río Pilcomayo… todo dentro de un circuito que se integra con los esteros del Iberá, el Impenetrable y los grandes atractivos que tiene esta región litoraleña”, apreció.

En esa línea, remarcó que “ese producto de naturaleza que aspiramos constituir lo englobamos dentro de esa visión regional, de manera que quien pose su mirada o su interés sobre la región va a ver esos atractivos que hoy día tienen un peso específico por sí mismos. En el caso palpable de lo que constituye la provincia de Formosa, es el Bañado La Estrella”.

Pandemia

En tanto, el asesor de la cartera turística aludió a la irrupción de la pandemia del COVID-19.

“Como ningún otro renglón de la economía mundial, la actividad del turismo se ha visto afectada no de manera tangencial o colateral, sino que en los cimientos mismos, puesto que la misma implica desplazamientos, movimiento, interactuar con personas, el transporte en general, la realización de actos de entretenimiento y lúdicos, entre otros, con lo cual necesitamos la vinculación personal”, afirmó.  

Si bien la pandemia “pone en tela de juicio ese tipo de relacionamiento”, recalcó que “en todos estos meses hubo un trabajo muy importante coincidente con las medidas sanitarias que constituyen nuestro marco con el Ministerio de Turismo de la Nación”.

A su vez, acentuó que en el mismo sentido se trabaja “desde la cartera turística de Formosa con todas las Municipalidades y los actores privados de la actividad, ya que más allá del acompañamiento, hay una necesidad de tomar conciencia de esta situación muy atípica que nos atraviesa, pero también de prepararnos para el escenario de la post pandemia”. 

“No sabemos cuándo se va a reanudar la actividad, pero cuando ello suceda habrá protocolos que nos permitan un regreso seguro”, concluyó.