El vicegobernador Solís se reunió con productores ganaderos del oeste

Compartir

En el marco de la compra de animales faenados que serán comercializados en las ferias PAIPPA y Soberanía Alimentaria en sus ediciones de Semana Santa.

Este martes por la siesta, el vicegobernador de la provincia, Eber Solís, mantuvo una reunión con los productores ganaderos de las cuatro colonias de la zona oeste del territorio, que comercializaron sus productos cárnicos para el esquema de venta del Programa Soberanía Alimentaria Formoseña y las ferias francas del Instituto PAIPPA.

En este caso, el segundo mandatario estuvo acompañado por el subsecretario de Defensa al Consumidor y Usuario y coordinador de Soberanía Alimentaria, Édgar Pérez.

Al respecto, Solís conversó con AGENFOR y aseguró que este intercambio con productores del extremo oeste “marca la etapa de un proceso que el gobernador Insfrán dispuso para toda esta zona de la ruta N°86”.

“Porque uno puede conocer este lugar, pero el gobernador cuando era vicegobernador ya recorría toda esta zona; y al ver la infraestructura en cada paraje, pero mirando el contexto donde están las obras públicas, escuelas, centros de salud, línea de energía eléctrica, entiende que la política pública llega a donde tiene que llegar, a lugares más lejanos, dándole la misma oportunidad como cualquier otro formoseño que viva en el centro de Formosa capital”, indicó.

Eber Solís, vicegobernador de Formosa.

En ese sentido, dijo que la compra por parte de ambos programas alimentarios que lleva adelante el Gobierno de la Provincia, es para que pueda llegar al consumidor final a un precio justo, pero también posibilitará a los productores seguir invirtiendo y trabajando en su chacra, en mejorar la genética, la producción, de forma articulada con esta gestión.

Además, el vicegobernador aseguró que el gobierno provincial “invierte y mucho” para que los pequeños productores “puedan estar cada día mejor”, no sólo con este tipo de compras sino también con los caminos para llegar a las colonias, la energía eléctrica, comunicación y la tarea articulada de otros organismos como el Ministerio de Producción, PAIPPA, Ministerio de Desarrollo Humano, Educación, entre otros.

“Con mucho orgullo y lejos de pretender o querer ser soberbio, digo que esto solamente pasa en Formosa, donde existe un gobierno presente, que viene a Puerto Irigoyen, una localidad tal vez alejada de los centros urbanos”, sostuvo.

Y agregó: “Que el gobierno provincial pueda darle la misma oportunidad a cualquier otro productor que esté, a lo mejor más cerca de la ciudad, es porque hay una decisión política y fundamentalmente hay un compromiso que hoy, por ejemplo, como muchas veces anteriores, se está concretando”.

Asimismo, Solís anticipó que los desafíos son sumar más productores que continúen articulando con todas las instituciones del Estado para que esté presente en cada uno de los rincones del territorio provincial.

“Para que así se genere valor agregado, los productores puedan seguir creciendo, desarrollándose y que estos productos le sirvan también al consumidor final, que pueda pagar un precio justo por una calidad justa; y fundamentalmente a los jóvenes de aquí o de cualquier otro lugar de la provincia, que también le den la oportunidad de quedarse en el lugar donde ellos quieran quedarse”, sentenció.

Por su parte, el subsecretario Édgar Pérez, declaró a este medio que el objetivo de la reunión fue “cumplir un compromiso que se tiene con los productores de ganado en sus diferentes tamaños y variedades” que habitan la zona.

“Y el compromiso que había asumido también visitas anteriores el vicegobernador Eber Solís que estuvo aquí en momentos complicados, donde el agua había anegado muchos de los campos y afectó a la producción, entonces es la manera también de estar cerca de nuestro productor paippero”, señaló.

En ese sentido, el funcionario manifestó que, a través de la decisión del gobernador Insfrán, están cumpliendo con cada uno de los productores al acercar Soberanía Alimentaria Formoseña para comprarles sus animales y poder trasladarlos hasta la ciudad capital en el camión térmico de dicho programa, con el objetivo de comercializarlos a un precio justo, tanto para el productor como para el consumidor.

Édgar Pérez

A su vez, detalló que son 28 los productores de cuatro colonias aledañas a Puerto Irigoyen, de las cuales se llevó alrededor de 10.100 kilos de carne caprina faenada que, el próximo miércoles, estarán a la venta tanto en la Feria PAIPPA como en los tres puntos fijos de Soberanía Alimentaria.

“El año pasado, en diciembre, los llevamos para Navidad y Año Nuevo; y el objetivo a partir de esto es también el trabajo que se ha hecho con el Ministerio de la Producción, con PAIPPA, de darle continuidad porque existe, naturalmente, la demanda de una carne tan buena como ésta y que esté todo el año, no solamente para las ocasiones especiales de fiesta”, destacó.

Y precisó: “Sino también darle una herramienta a nuestro productor, incentivarlo, apoyarlo para que a través de lo que sabe hacer, podamos darle continuidad y periodicidad al abastecimiento, es decir, esta logística que tenemos hoy, esta forma de venir aquí al lugar a traer el recurso de las gestiones que se han hecho junto con el Banco Formosa para que también se pueda cobrar, todo esto que ningún privado lo haría”.

Y también, acercar de forma directa desde las chacras de los productores a los consumidores, una producción formoseña que “es fruto del trabajo de varios organismos”.

Por otro lado, especificó que “se está planteando el compromiso de la red de carnicerías Los Nenecos, para que incorpore la materia prima del cerdo que también hay en esta zona; y agregarle valor agregado allí en la ciudad”.

En cuanto al costo que se les paga a los productores por cada kilo de animal faenado, Pérez dijo que es de 500 pesos y reiteró que “no hay intermediarios ni ningún costo adicional”, ya que se trata de “la inversión que ha hecho el Gobierno de la Provincia a través de este programa de Soberanía Alimentaria, de destinar este recurso para ir generando este mecanismo”.

“Y que el compromiso que se asumió desde nuestro gobierno para con el productor, se cumpla, que sea el inicio de un trabajo que va a tener continuidad y que va a ir sumando otros productores, también de otros lugares de nuestro territorio, porque es el esquema que plantea el Modelo Formoseño es de inclusión y de poder desarrollarse allí donde decidió vivir”, argumentó.

Poner fichas

En otro orden, Ramón Palavecino, productor ganadero, expresó a este medio que “para nosotros es un placer que nuestro gobernador ponga fichas al extremo oeste” como también la posibilidad de vender un caprino porque “es de mucha importancia, ya que antes no sucedía”.

“Para toda la familia es algo muy importante porque puede vender su pequeña producción y puede beneficiarse; y demostrar también el trabajo que puede realizar el pequeño productor sobre el caprino y su producción de lo que tiene”, fundamentó.

Y resaltó: “Porque es algo rentable que pueda vender su producción y mostrar también lo que tiene, sobre genética, sobre caprina, la verdad que es algo muy lindo”.

Por último, Palavecino insistió en que “el proyecto de la familia está muy agradecida y feliz con este modelo, porque siempre decimos nosotros que nuestro gobernador es el que está, aprende todo esto y nuestro vicegobernador también que siempre está presente”.