Compartir

El Observatorio de Derechos Políticos y Electorales (Odepoe) manifestó su preocupación debido a los problemas de que adolecen los sistemas de la empresa Smarmatic, contratada por el Gobierno Nacional, para transmitir los datos del escrutinio provisorio desde las escuelas al centro de cómputos, en las próximas elecciones. Lo cual hecha un enorme manto de dudas sobre la posibilidad de comisión de “fraude”.

Así, afirman que “Smarmatic vendió distintos softwares a países como Italia, Filipinas, El Salvador y Venezuela, entre otros y en cada uno de ellos hubieron diversos inconvenientes. En El Salvador, en 2018, consignó mal los datos, haciendo figurar a los que menos votos tenían como si hubieran triunfado, por lo que terminó pagando 226 mil dólares”.

Cabe destacar que en este último país también “hubo un problema con el simulacro, como sucedió recientemente en la Argentina”. Asimismo, “en Filipinas hubo denuncias por fraudes que aún están en curso de investigación. En Lombardía, Italia, se contrató a Smartmatic en 2017 para un referendum, una consulta de “sí” o “no”. Allí, dos días antes de la votación,se filtró el sistema que iban a usar y las claves de las máquinas de votación”.

Revelo asimismo la Odepoe que “en 2017, para la elección de la Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela la misma empresa reconoció que hubo fraude, y que fueron las personas quienes manipularon los datos”.