Compartir

La doctora Cristina Mirassou, subsecretaria de Gestión de Establecimientos Asistenciales del Ministerio de Desarrollo Humano, destacó la implementación por decisión estratégica del gobernador Gildo Insfrán del Plan Provincial Alimentario “Nutrir”.

Al evocar el «Día Mundial de la Alimentación» que se celebra el 16 de octubre de cada año, la funcionaria subrayó que «una vez más, la planificación del gobernador Insfrán se adelanta a los hechos», recordando que «así sucedió con el tema de los medicamentos, donde a partir del año pasado se hacen compras muy importantes y hay todo un sistema que se implementó en la provincia para ir supliendo la retirada de los programas nacionales. Y ahora con la alimentación también».

Explicó que «con los equipos de salud venimos monitoreando el estado nutricional de los niños y las embarazadas ya que pensamos que ahí es donde vamos a tener el primer indicador del problema de la alimentación» debido a la crisis económica originada por diversas medidas adoptadas desde el Gobierno Nacional.

En ese sentido, a modo de ejemplo de las medidas adoptadas por el Gobierno de Formosa para contribuir a la adecuada alimentación de la población, la doctora Mirassou mencionó la incorporación el año pasado, con recursos propios del Estado provincial, del servicio nutricional de la copa de leche en los establecimientos educativos secundarios.

«Ésa fue otra medida anticipatoria del Gobierno de la provincia en donde ya había señales que los docentes notaban», precisó, aclarando que «nosotros todavía en la población infantil no hemos notado un descenso en el estado nutricional, no obstante lo cual lo venimos monitoreando, pero sabemos que va a pasar porque tenemos la experiencia del 2001, donde esto sí ocurrió».

Puso de relieve que «es fundamental estar bien alimentado en calidad y cantidad por la energía física y la concentración que se requiere para cualquier actividad, además la prevención de problemas de salud».

Al valorar la implementación del Plan Nutrir, hizo notar que «estos bolsones contienen alimentos saludables porque son fundamentalmente verduras, frutas y cereales, así que hacen a la buena dieta», significando que «es una medida más de las tantas que se van implementando desde el Gobierno provincial para sostener a la población más vulnerable en estos tiempos que son de retroceso y que lastimosamente se van a agudizar», concluyó.