Compartir

El ministro de la Comunidad, doctor Aníbal Gómez, expuso el amplio plan de asistencia a las familias afectadas por las inundaciones en esta ciudad e interior.

Indico que “se viene haciendo un enorme trabajo que va mucho más allá de ser coordinado por varias áreas que confluimos en el Comando de Emergencia, sino con solidaridad y compromiso de todo el recurso humano involucrado”.

Aclaro que “esta actitud de apoyar al prójimo en esta contingencia está dada por organizaciones civiles y familias que acercan toda ayuda posible en diferentes barrios de la ciudad y pueblos del interior”.

Gómez significo que “hay una contención y por supuesto asistencia integral en todo lo que necesitan para sobrellevar la emergencia”. Detallo que “cuando tienen sus casas inundadas lo primero que hacemos es que tengan un techo, el que muchos lo encuentran en el hogar de un familiar, en otras ocasiones se reubican en un terreno cercano más alto y finalmente esta la gente a la cual alojamos en uno de los centros de evacuados. En todos los casos se los asiste con todo lo necesario”.

Dijo que el centro de evacuados que funciona en el polideportivo policial pasó de medio centenar de localizados provisoriamente a más de sesenta en las últimas horas donde seguían ingresando nuevas familias. Allí tienen las cuatro comidas al día y toda la asistencia social y de salud (especial atención en afecciones vinculadas al agua y bajas temperaturas, o sea lo respiratorio e intestinal), incluso en lo educativo y hasta la atención de mascotas y juegos para los niños.

Otro de los centros funciona en un salón amplio de la Caja de Previsión Social en el barrio Emilio Tomas donde se encuentran una decena de familias, en una estructura que en su momento albergara una escuela en el barrio La Floresta están alojadas otras 15 familias.

Banco Payagua, Pastoril y Herradura son otras poblaciones severamente afectadas, con más de doscientas familias que han debido ser relocalizadas y atendidas integralmente. En otros casos permanecen en zonas isleñas o parajes aislados, ante quienes se acude con mercaderías, abrigos, colchones, cobertores y chapas.

“Existen muchas familias evacuadas en el interior, también hay gran cantidad de autoevacuados en casas de familiares y aislados que no quieren evacuarse y llegamos a ellos con tractores o lanchas que tenemos disponibles en muchos puntos de la provincia”, concluyó.