Compartir

El propietario de Santa Úrsula, empresa láctea de la provincia de Formosa, quien también incursiona en la actividad carnicera, analizó el impacto del bono de $7500 que anunció ayer el Gobernador, Gildo Insfrán, durante las inauguraciones en Riacho He Hé.

“Este anuncio repercutió muchísimo porque en este momento se siente mucho la crisis, bajó el consumo porque la gente no tiene dinero y creo que ese bono va a volcarse al comercio para el consumo, para todos los comerciantes va a ser mejor”, sostuvo el comerciante.

En ese sentido, argumentó que “se nota la reducción en las ventas por la crisis” y queel consumo baja cada vez más. En las carnes se vende un 30 o 40 % menos.

“Es más carnicería que otra cosa y la gente opta por otros productos y otras comidas, la venta de carne bajó mucho. Impacta mucho en la canasta familiar”, aseguró Maglietti.

Otras opiniones

Desde distintos organismos gubernamentales, empleados manifestaron también su opinión sobre el bono otorgado por el gobierno provincial que hizo público el gobernador Gildo Insfrán.

Fue el caso de Fernando Ayala, trabajadores de Secretaría de Casa de Gobierno quien señaló estar contento ya que “la política nacional nos afecta a todos, por suerte en la provincia estamos con un conductor que apoya al pueblo formoseño y que hace que el empleado estatal tenga la posibilidad de acceder a un bono que ayuda”.

Por su parte Cinthia Bertuol quien pertenece a la Subsecretaria de Gestión Pública también opinó al considerar que será de una “Gran ayuda sobre todo ante la crisis económica que estamos enfrentando, una vez más demuestra la capacidad de gestión y administración que tiene nuestro gobernador”.
Un empleado del IAPA, Fernando Matto, consideró “espectacular” el anuncio y reveló que era una medida esperada entre los empleados públicos.