Empresas contratistas que construyan viviendas deberán comprar ladrillos a consorcios y cooperativas locales

Compartir

La decisión es para priorizar el trabajo formoseño y fortalecer el desarrollo productivo de la Provincia.

El subsecretario de Economía Social Ricardo Fischer explicó los alcances de la firma del convenio marco de cooperación entre los ministerios de Planificación y Economía y las empresas constructoras adjudicatarias de obras públicas, como así también productores de ladrillos de la provincia de Formosa, con el fin de fortalecer a estos sectores en el marco de la futura construcción de más de dos mil nuevas viviendas en el interior provincial y Capital anunciadas por el gobernador Gildo Insfrán.

Participaron de la firma el ministro de Planificación Daniel Malich, el ministro de Economía Jorge Ibáñez por un lado, el presidente de la Cámara Argentina de la Construcción delegación Formosa, Edgardo Hoyos y el presidente de la Unión Industrial Jorge Antueno.

Por el convenio, “todas las empresas adjudicatarias de viviendas en toda la provincia de Formosa deben priorizar la compra del ladrillo como materia prima de la vivienda a cooperativas y consorcios de ladrilleros formoseños” enfatizó el funcionario.

De este modo, los productores de ladrillos serán proveedores de insumos para la ejecución de distintos programas implementados por el Instituto Provincial de la Vivienda, organismo dependiente del Ministerio de Planificación, Inversión, Obras y Servicios Públicos.

Recordó que hace años se conformaron más de cincuenta cooperativas ladrilleras en toda la provincia con el fin de dar impulso a la actividad, y señaló que los productores se encontraban expectantes de esta reactivación.

 “Desde el gobierno hemos formado nuevas cooperativas en los municipios, les proveímos de herramientas de trabajo, de capacitación. Hoy hay un stock de ladrillos importante” comentó

Señaló Fischer que el anuncio de Insfrán no solo generará empleo a más de dos mil formoseños, viviendas para igual número de viviendas, sino que la materia prima para construir las edificaciones también será local.

Valoró este convenio al señalar que las empresas locales “se comprometen a comprarle a trabajadores formoseños su producción, una excelente noticia para el sector ladrillero, y también para los obreros por supuesto” y añadió que tendrá un “efecto multiplicador de bonanza”.

Adelantó el funcionario que continúa el trabajo con los intendentes municipales a fin continuar conformando consorcios y cooperativas de trabajadores ladrilleros, para poder cubrir toda esta demanda de ladrillos.