En 2020 y en situación de emergencia sanitaria el Hospital El Potrillo continuó brindando amplias y completas prestaciones de salud

Compartir

Alcanzando a niños y adultos de esta localidad y a más de 50 comunidades asentadas en la zona

La localidad El Potrillo, situada en el extremo oeste de la provincia, a unos 545 km de la capital, cuenta con un completo hospital que tiene su a cargo brindar cobertura de salud a una población de 7310 habitantes, entre niños y adultos de comunidades originarias, mayoritariamente de etnia wichí, y algunas criollas.

El equipo de salud está conformado por un plantel de más de 60 profesionales, entre los cuales se cuentan médicos, odontólogos, bioquímicos y técnicos en laboratorio; obstétricos, parteras empíricas, odontólogos, enfermeros universitarios y auxiliares, radiólogos, agentes sanitarios, encargados de farmacia, administrativos, choferes de ambulancia, personal de limpieza y mantenimiento.

Desde la Dirección del hospital dieron a conocer que, “a pesar del adverso contexto de pandemia”, se continuaron dando a los pacientes todos los servicios gratuitos disponibles: clínica médica, odontología, kinesiología, obstetricia, consultorio de APS, radiología, vacunación, laboratorio de análisis clínicos, laboratorio de baciloscopía, internación, guardia de emergencia, farmacia y traslado, más las atenciones periódicas que da el Programa Provincial de atención a pacientes con enfermedades reumáticas neurológicas.

Con todas las medidas de bioseguridad y dando cumplimiento a los protocolos vigentes para la prevención de COVID- 19, en la situación de emergencia sanitaria, entre enero y noviembre del 2020, se concretaron más de 6500 prestaciones por consultorios externos y más de 3500 por guardias de emergencia.

En el mismo periodo, se reportaron un total de 612 internaciones y mediante un trabajo articulado en red, se gestionaron más de 170 derivaciones a efectores de mayor complejidad de atención.

En tanto que, por el servicio APS, se ofrecieron alrededor de 1600 atenciones, en las diferentes comunidades, llevadas a cabo todos los martes y jueves de cada semana, con un equipo compuesto por médicos, obstetras, enfermeros, vacunadores, agentes sanitarios y personal de farmacia, que tuvieron a su cargo, mediante visitas en terreno, el control de embarazadas, control antropométrico de niños, vacunación de acuerdo al calendario nacional, entrega de la leche, consulta médica y entrega de medicación.

A los ya mencionados, se sumó la amplia labor de la Red de Ecografías y Laboratorio, que realizó ecografías obstétricas a más de 200 embarazadas, de las localidades de: María Cristina, Lote 8, Gral. Mosconi, Quebracho y Divisadero,  las cuales forman parte del seguimiento permanente que se sigue a las mujeres en gestación, que residen en esta parte del territorio provincial.

Por su parte, el servicio de laboratorio atendió hasta el mes de octubre a 3.877 pacientes, correspondientes al área programática de El Potrillo y zonas aledañas. Dicho servicio atiende a toda la población del departamento de Ramón  Lista, participa mensualmente de los controles de la Red de Ecografía y Laboratorio, y trabaja activamente junto al Programa Provincial Sangre Segura, captando donantes voluntarios y haciendo extracciones.

Referentes del servicio de odontología, informaron que se registraron un total de 3503 prestaciones de enero a noviembre, las cuales se cumplieron bajo estrictos protocolos de prevención.

Especificaron que entre ellas se contaron: operatorias dentales en sector anterior y posterior, endodoncia en uni y multiradiculares, exodoncias simples y múltiples, exodoncias de semiretenidos tartrectomía, cepillado mecánico, sellado de fosas y fisuras, topicación con flúor, enseñanza de cepillado, reparación protética.

En la misma línea, expusieron que las capacitaciones al equipo de salud no cesaron por la pandemia y, gracias a una decisión del Gobierno de la Provincia, se siguieron incorporando conocimientos a los agentes y profesionales, que se profundizaron en la temática vinculada al manejo del coronavirus, tales como  el uso correcto de Elementos de Protección Personal (E.P.P), protocolos vigentes, normas de bioseguridad, triage de evaluación y circuitos de atención, entre otros.

Sobre el final, pusieron de relieve que el nosocomio cuenta con una sala de aislamiento para el abordaje y tratamiento de pacientes sospechosos y positivos de COVID – 19, la cual se encuentra completamente equipada, con los elementos e insumos necesarios.