En comicios a realizarse el 25 de junio, aborígenes eligen a directores ante el ICA

Compartir

El próximo domingo 25 de junio se estará desarrollando el proceso electoral a fin de elegir democráticamente un director titular y un suplente por cada etnia indígena (Wichí, Toba y Pilagá), a fin de que los mismos formen parte de la conducción del Instituto de Comunidades Aborígenes (ICA).

Esto dándose cumplimiento a Ley Integral del Aborigen 426, dentro del cual y según lo establecen las normas, se designaron a los miembros de la Junta Electoral (Ad-Honorem) a fin del desarrollo de todo el proceso comicial, resultado como presidente el doctor José Félix Bogado, quien justamente confirmo la fecha comicial y todo el proceso ya en marcha.

A través del correspondiente instrumento legal se  convocó a cumplimentarse con este proceso a fin de que los mismos aborígenes elijan a sus representantes que formaran parte del gobierno del Instituto de Comunidades Aborígenes.

Bogado explico que cada dos años se renuevan en proceso democrático los tres directores titulares y suplentes por cada una de las etnias aborígenes que forman parte del cuerpo colegiado de conducción del Instituto de Comunidades Aborígenes. Y en este sentido dentro del cronograma comicial que tiene su fecha culmine de elecciones el 25 de junio, otra de las fechas relevantes será la del sábado 20 de mayo donde vencerá la presentación de listas de candidatos.

Indico asimismo que al igual que comicios generales, existe todo un periodo de impugnación de listas, la exhibición de padrones definitivos, oficialización de candidatos, en el marco de un proceso regido por un marco legal.

Significo Bogado que “uno aprende muchos de los pueblos aborígenes, en su filosofía se cumple aquello de que el gana gobierno y los demás ayudamos, y es realmente admirable escucharlos discutir ideas y no sobre personas. Incluso en ocasiones uno observa cuando discuten ideas tan encontradas que pareciera que van a pelear, pero jamás llegan a eso y siempre muestran una gran tolerancia, es realmente para aprender”.

Reflexiona finalmente quien ya en otras ocasiones desempeño similar tarea, que “debemos reconocer que en materia de aborígenes no estamos en el paraíso, pero si encaminados a un futuro mejor a partir de un presente donde se edifico bases solidas a partir de un estado provincial que como nunca antes reivindico derechos a los pueblos originarios”.