Compartir

Familias de Pozo del Mortero, localidad ubicada aproximadamente a unos 350 kilómetros de la capital formoseña, reforzaron sus atenciones de salud mediante acciones conjuntas de los equipos del centro de salud local y sus pares del nosocomio de Laguna Yema.

Dichas acciones sanitarias beneficiaron, una vez más, a todos los integrantes de las familias de la localidad y zona cercanas, con atenciones desde las áreas de clínica médica, obstetricia, odontología, enfermería, entre otras disciplinas que trabajaron mancomunadamente.

En la oportunidad, además de los exámenes y controles integrales a adultos y adultos mayores se hizo especial hincapié en los niños a quienes se les evaluó su estado nutricional, peso y talla; en cuanto a las embarazadas se les realizo, a cada una de ellas, los controles correspondientes, según su etapa de gestación.

El área de odontología realizó certificados de salud bucal para los niños y adolescentes, además de los controles a los pacientes que requerían atención, y según la urgencia de la patología se les programó turno para el servicio de odontología del hospital de Laguna Yema.

A cada uno de los pacientes que recibieron las atenciones de salud se le entregó leche y los medicamentos de forma totalmente gratuita, según la prescripción médica y el tratamiento indicado.

Antes de finalizar las actividades los profesionales brindaron consejería sobre hábitos saludables y prevención de enfermedades, se explicó a las familias la importancia del lavado frecuente de manos para evitar gérmenes y bacterias, epecialmente antes de cada comida y después de ir al baño; como así también se les recomendó tener al día todas las vacunas que corresponden al calendario nacional de vacunación.