Compartir

El hospital de la localidad de Pozo de Tigre, sigue con las acciones destinadas a la prevención y el control de esta enfermedad crónica, que desde hace varios años, se presenta con un progresivo aumento de casos en todo el planeta.

Las actividades abarcan a esta localidad, además de otras comunidades y parajes que pertenecen a su área de cobertura sanitaria.

En esta marco, una vez más, llegaron al barrio Qompi, de la mencionada localidad, donde conjuntamente, con el equipo del centro de salud local, efectuaron el monitoreo y seguimiento de los pacientes diabéticos.

La licenciada Valeria Vega, referente del servicio de control de diabetes comentó que, una vez por semana “convocamos a nuestros pacientes para hacerles medición de glucemia, peso y talla, más una completa evaluación nutricional. Y hacemos la aplicación de insulina a los que así lo requieren, con demostraciones para enseñar cómo deben hacerlo ellos mismos“.

“Cuando no pueden llegar al centro de salud, vamos nosotros hasta sus casas para brindarles este servicio gratuito. Nos acompaña siempre el agente sanitario, que hace la traducción de los mensajes al idioma originario para una mejor comprensión de los pacientes y las familias. Y además, le hacemos la entrega de los medicamentos necesarios, que les indica el médico el tratamiento de cada paciente”, precisó.

La concientización para prevenir la diabetes, como la promoción para mantener el control de la enfermedad, se realizan a lo largo del año ininterrumpidamente, a fin de sensibilizar a las personas y a la comunidad, acerca del rol fundamental que tiene el desarrollo de hábitos saludables en la prevención.

“En este momento de pandemia, en el que debemos evitar las reuniones de muchas personas, las charlas se dan de manera personalizada. Damos consejos sobre los cuidados específicos, en el caso de pacientes ya diagnosticados, y recomendaciones de hábitos sanos para los que detectamos con factores de riesgo asociados a la diabetes como son el sobrepeso, la hipertensión y el nivel de glucemia cercano al límite, entre otros”, señaló.

Y agregó que al mismo tiempo, el equipo de salud hace hincapié en “asistir a los controles periódicos programados, hacerse los estudios que se solicitan, llevar adelante una alimentación saludable y realizar actividad física”, no solo para prevenir la enfermedad, sino para “mantener a la diabetes controlada y estable para evitar que evolucione en otras enfermedades más complicadas que pueden traer consecuencias graves a la salud”.