Compartir

Las tareas de prevención contra el mosquito vector del dengue se realizarán este jueves en numerosos barrios de esta capital. En cada uno de ellos se concretarán fumigaciones en los domicilios como en espacios públicos, entrega de repelentes y materiales gráficos informativos para la comunidad.

El ministerio de Desarrollo Humano detalló tal sentido que brigadistas y agentes sanitarios realizarán distintas actividades enmarcadas en la campaña vigente contra el vector del dengue tanto en: calles, pasajes, parques, plazas y avenidas; como también en las viviendas de los vecinos.

Los barrios alcanzados con dichas acciones serán:  Itati I, Itati II, San Antonio I, San Antonio II, San Andrés, Lisbel Ribira, Urbanización España, Evita, San Juan I, San Juan II, 2 de Abril, La Paz, Juan Manuel de Rosas, Ibira Pita, Timbo I, Federación, Venezuela, Fontana, Independencia, Don Bosco,  San José Obrero,  San Pio X, Lote 4, Villa Jardín, Bernardino Rivadavia, Lote 15, Villa Hermosa, San Martin, San Miguel, Militar, Independencia, Emilio Tomar, El Resguardo, La Floresta, Villa Belgrano, Villa Lourdes, San Agustín, Vial, Fleming, Mariano Moreno.

Para concretar las labores, equipos técnicos capacitados recorrerán los hogares donde se rociarán con insecticidas los patios y dependencias interiores; al tiempo que los móviles provistos con maquinarias pesadas trabajarán en los lugares públicos y espacios verdes. Asimismo, se difundirán a los vecinos las distintas medidas que apuntan a evitar la presencia de mosquitos.

 

Prevenir en nuestras casas

 

La cartera sanitaria recordó la importancia de la participación comunitaria ya que las medidas más importantes de prevención son evitar y eliminar los criaderos de mosquitos como son, por ejemplo, los recipientes que contienen agua limpia quieta y que están en el interior de las viviendas o en los alrededores.

Se recuerda que muchos de tales objetos o reservorios donde el mosquito puede criarse, no son de utilidad y suelen encontrarse en los patios: cacharros inservibles -latas, botellas, neumáticos, trozos de plástico y lona, bidones cortados-. Se recomienda que sean eliminados.

Entretanto, se aconseja que aquellos que no pueden desecharse por completo porque se usan para tareas domésticas (baldes, palanganas, tambores, y otros) sean tratados adecuadamente: dándolos vuelta boca abajo o vaciándolos en las horas del día en que no son utilizados para evitar la acumulación de agua.

Asimismo, todos los días, debe cambiarse el agua de los floreros y las macetas. Los comederos y bebederos de mascotas tendrán que ser lavados y su agua renovada. Y los sumideros, canaletas y otros espacios ahuecados en los que se almacena el agua de lluvia, también deben ser removidos y lavados.

Por otra parte, la eliminación de criaderos debe ser acompañada por otros cuidados paralelos como: evitar la picadura del mosquito usando repelentes que debe ser colocado cada 2 o 3 horas. Mientras que las ventanas y puertas de las viviendas deben ser protegidas con telas mosqueras para evitar el ingreso de los insectos y ahuyentarlos con insecticidas domésticos como: espirales, tabletas, spray, aerosoles y otros.