Compartir

Foto del corresponsal Fernando Domínguez

En la frontera con Paraguay, la eficiente tarea del personal de salud permitió detectarlos. Ambos están en buen estado salud, sin presentar síntomas del virus. Según se informó, las muestras tomadas se enviarán al Instituto Malbrán, ya que en la provincia de Córdoba hay circulación de las variantes Delta y Ómicron.

En declaraciones recogidas por AGENFOR, el jefe del Distrito Sanitario XII, el doctor Daniel González, ahondó sobre los casos de coronavirus detectados en Clorinda, puntualmente en la frontera con Paraguay, a dos ciudadanos cordobeses, en el marco del corredor sanitario seguro implementado conjuntamente por Nación y el Gobierno Provincial.

En primer término, indicó que en Formosa, lo previsto por el protocolo nacional, “se ejecuta de manera estricta en los cruces fronterizos con la vecina República del Paraguay”.

En ese contexto, brindó precisiones sobre las personas diagnosticadas con el virus en la segunda ciudad. “El pasado domingo 20, una pareja que se trasladaba en vehículo particular, desde la ciudad capital de la provincia de Córdoba con destino a Asunción, Paraguay, al llegar al puesto sanitario, son hisopadas, y uno de ellos arroja en su estudio de PCR resultado positivo de COVID-19”.

Una vez que eso sucede, de inmediato se activa el protocolo. “Se le detecta el virus en primera instancia a la persona de sexo femenino”, precisó, ampliando que la misma cuenta con las dos dosis de vacuna. Además, ya ha padecido la enfermedad en el 2020.

De esa manera, la mujer fue trasladada al instante al Centro de Asistencia Sanitaria (CAS) que funciona en el Gran Hotel del Río.

Mientras que el hombre que la acompañaba, continuó detallando, “es llevado al Centro de Atención Preventiva para Contactos Estrechos (CAPCE) en el Hotel Embajador, “a quien el pasado martes 21 se le hace una prueba de control resultando también positivo. Deja el CAPCE y pasa al CAS”.

Es así que “en la actualidad, en Clorinda son los dos casos positivos, por situación de tránsito, que cumplen aislamiento preventivo”.

En cuanto al protocolo, aclaró que una vez que se detecta un caso positivo, “la persona no puede continuar su marcha”.

Por lo tanto, “como fueron detectados en Clorinda deben quedarse en la ciudad y no en cualquier otra localidad”, esclareció el facultativo sobre el procedimiento en el marco del corredor sanitario seguro de fronteras.

Buen estado de salud

A su turno, la doctora Liliana Ochipinti, encargada del CAS, en diálogo con AGENFOR, señaló que los dos ciudadanos cordobeses con diagnóstico positivo de coronavirus, quienes cumplen con el aislamiento preventivo, “están en buen estado de salud y no presentan síntomas, es decir, ambos son asintomáticos”.

Ante la confirmación de estos casos, insistió en pedirle a la población que “no baje los brazos”. “Sigan con los cuidados del uso del barbijo, la distancia social y lavado de manos –recalcó-. Eviten las aglomeraciones en lugares cerrados porque si bien la vacunación es muy importante, no impide que nos contagiemos, pero sí que la enfermedad no avance y se convierta en algo grave”.

Foto del corresponsal Fernando Domínguez

Por eso mismo, exhortó: “No nos confiemos porque todavía la pandemia no pasó”.

Cuidados

Por su parte, el doctor Juan Antonio Villamayor, director adjunto del Hospital “Dr. Cruz Felipe Arnedo”, marcó que cuando llega esta época del año, “sobre todo, hay mucho descontrol en los conductores asociados lamentablemente con el alcohol, que generan accidentes de tránsito”.

“Así que apelamos a la conciencia de las familias para que podamos pasar todos una Navidad y Año Nuevo en paz y felices”, remarcó.   

En cuanto al diagnóstico de COVID-19, y como se trata de ciudadanos residentes en Córdoba, una provincia donde hay circulación de la variante Delta y ahora la nueva Ómicron, las respectivas muestras fueron enviadas al Laboratorio de Biología Molecular del Hospital de Alta Complejidad “Pte. Juan Domingo Perón”, en el marco de la vigilancia epidemiológica prevista por el Gobierno de Formosa.

Así lo confirmaron las autoridades sanitarias de la provincia, y luego, para determinar qué tipo de variante presentan estas personas, serán enviadas también al Instituto Malbrán, adelantaron.

No obstante ello, a lo dicho por el doctor González, Villamayor añadió que “ellos deberán permanecer en el CAS, el tiempo requerido para que los hisopados den negativos, a los fines de que el período de contagio caduque, y así no pongan en riesgo la salud de otras personas, generalmente en un tiempo que se estima de 10 días”.

Durante ese lapso, puso en relieve “son asistidos por médicos y enfermeros en un lugar confortable. De esa manera están controlados perfectamente”, completó para finalizar.