En el hospital Central realizaron por primera vez una cirugía de nefrolitotomía

Compartir

Pudo concretarse gracias al moderno y completo equipamiento incorporado al nosocomio en el último tiempo.

“Es un procedimiento mínimamente invasivo que se realiza para eliminar los cálculos que se detectan en el riñón” explicó el jefe del Servicio de Urología del hospital Central, doctor Arsenio Barbieri.

Puso de resalto más, adelante, que el paciente intervenido “evoluciona favorablemente y sin presentar ninguna complicación” y sostuvo que este tipo de cirugías tiene siempre “un balance positivo”, porque si todo va bien “el paciente puede estar como máximo 48 horas internado”, mientras que en una cirugía convencional “necesitamos entre 4 y 5 días de internación, siempre y cuando no se presenten complicaciones”.

Puntualizó que, “potencialmente”, puede hacerse a cualquier paciente que ingrese al hospital y requiera de esta clase de intervención quirúrgica, “siempre que reúna las condiciones necesarias, porque en ciertos casos, no puede hacerse. Por un lado, puede ser por las condiciones de salud que tiene el mismo paciente y, por otro, por el estado del riñón que debe ser intervenido”.

Avanzó que, en esta ocasión, la intervención fue llevada a cabo en conjunto por  el Servicio de Urología, el Servicio de Anestesiología y el Servicio de Radiología. Y reveló al respecto que, la participación del servicio de rayos, en estos casos, es muy necesaria porque se utiliza un equipo llamado Arco en C.

Sobre lo anterior, el especialista en urología, detalló que por intermedio del mismo “vamos viendo todo el procedimiento como en un circuito de televisión y sirve para poder llegar con precisión al lugar que corresponde, donde, a través de una punción percutánea, se ingresa dentro del riñón para poder romper las piedras”.

Aseguró, asimismo, que esta fue “la primera intervención quirúrgica de este tipo hecha en el hospital Central” y, afirmó, que pudo concretarse gracias a que, desde el año pasado, el hospital está recibiendo e incorporando “nuevos equipos, de última generación, más elementos, insumos e instrumental necesarios, por parte del Gobierno de la Provincia y del Ministerio de Desarrollo Humano para poder ofrecer a los pacientes estas calificadas prestaciones”.

En el cierre subrayó, además, que el efector cuenta también con un distinguido y preparado equipo de profesionales, que día a día procuran dar a los pacientes la mejor calidad de atención y el mejor abordaje integral, para resolver las patologías que se presentan “y que continúan capacitándose constante y periódicamente para aportar su granito de arena en cada uno de los servicios en los que se desempeñan”.