En el oeste brindan atenciones e insisten a las familias en los cuidados para prevenir el coronavirus

Compartir

Y alientan a vacunarse para reforzar la prevención de la enfermedad.

Familias de la comunidad Lote 9, ubicada en la zona de cobertura del hospital El Potrillo, fueron destinatarias de un nuevo operativo de atenciones integrales programadas destinadas a reforzar la vigilancia del estado de salud de niños y adultos.

Cabe resaltarse que, ante el nuevo brote de casos positivos a coronavirus registrados en diferentes puntos del oeste de la provincia, en los últimos días, los equipos de salud de los distintos centros de atención primaria y hospitales, refuerzan la visita a las poblaciones originarias que corresponden a sus áreas programáticas, para brindar los numerosos servicios de salud disponibles y promover las medidas para evitar la proliferación del virus.

En esta ocasión, el operativo sanitario fue desplegado por el equipo de salud del hospital El Potrillo, que se trasladó hasta Lote 9, donde los pacientes accedieron a consultas en clínica médica, pediatría y obstetricia.

Además, se sumaron controles de enfermería, entre los cuales fueron acentuados: medición de la tensión arterial y nivel de glucosa en sangre para los adultos, con la finalidad de detectar pacientes con factores de riesgo y hacer el seguimiento a los que sufren de patologías crónicas, como diabetes, hipertensión, cardiovasculares en general y otras.

Igualmente, fueron atendidos los pacientes con síntomas de enfermedades agudas estacionales, mayormente las respiratorias que se presentan en esta época más fría del año, para quienes se dispusieron los tratamientos correspondientes con la entrega de los medicamentos indicados por receta.

Al respecto, los profesionales recordaron a los pacientes que el COVID es una enfermedad respiratoria, que en general presenta síntomas similares a un resfrío y que, por lo tanto, “es fundamental estar atentos” y si aparece, por ejemplo, dolor de garganta, tos, dolor de cabeza, congestión, fiebre “debe hacerse la consulta rápidamente al centro de salud”.

Sin embargo, explicaron que la enfermedad también puede manifestarse con pérdida del gusto o del olfato, o ambas cosas; dolores de panza, diarrea, vómitos, fatiga” y que frente a estos signos “también se debe buscar la atención necesaria, y hacerse el hisopado para corroborar o descartar la presencia del virus y recibir el tratamiento adecuado”.

Asimismo, insistieron en la importancia de seguir cumpliendo con los cuidados para prevenir la transmisión y contagio del virus: uso del barbijo, lavado de manos con agua y jabón, distancia física de 2 mts como mínimo, “con cualquier persona que no viva con nosotros en la misma casa”. Y sobre todo, concientizaron a los vecinos sobre la necesidad de aplicarse la vacuna contra el coronavirus “para estar más protegidos”.

La salud de los pequeños

Los niños recibieron controles antropométricos (peso, estatura y talla), exámenes auditivos, visuales y de las vías respiratorias. Esto fue completado con evaluaciones nutricionales y neuromotoras, más evaluaciones pediátricas clínicas y físicas.

Por otra parte, se dispuso el servicio de vacunación para personas de todas las edades, recordando a las familias que deben tener las dosis de las distintas vacunas aplicadas, con los esquemas completos, para evitar enfermedades que pueden prevenirse fácilmente, de manera gratuita y que están al alcance de todos.

Al final de la jornada, se programaron turnos para interconsultas con otras especialidades en el hospital, para los casos que requerían atenciones de mayor complejidad. Y se entregaron cajas de leche para niños y embarazadas.