En jardines de infantes se enseñan cada semana cuidados para prevenir el dengue

Compartir

Niños que asisten al nivel inicial aprenden en sus establecimientos educativos a  colaborar en sus casas con las medidas destinadas a evitar la presencia del mosquito vector del dengue, Aedes aegypti.

Las charlas son una de las tantas acciones preventivas que realizan los equipos de profesionales y agentes de salud dependientes del Ministerio de Desarrollo Humano formoseño para educar a los escolares para evitar entre todos las enfermedades transmitidas por vectores; en este caso por un insecto que causa el dengue, zika y chikungunya.

Las mismas son concretadas cada semana y  preparadas teniendo en cuenta las edades con el fin de hacer “dinámicas adecuadas que ayuden a comprender mejor los mensajes difundidos”, explicaron los organizadores. En este caso el trabajo fue realizado con los niños del JIN n° 9 “Gladys Elizabeth Sánchez” ubicado en el barrio Villa del Carmen de la ciudad de Formosa.

Dicho encuentro abarcó exposiciones a cargo de los profesionales que utilizaron además el soporte de materiales audiovisuales, láminas, maquetas, títeres y otros elementos que apuntan a “mostrar las medidas de una forma práctica y que los niños como participantes, comprendan que en sus casas deben colaborar con sus familias para cumplir entre todos con las medidas y así evitar la enfermedad”.

Medidas preventiva

Como en cada charla, los expositores insistieron en las medidas que principalmente evitan la formación de criaderos. Entre estas recalcaron: eliminar todo tipo de objetos que no se usen y que puedan acumular agua en el interior de las casas, patios y alrededores; vaciar los que no puedan ser eliminados; tapar de forma “hermética” los tanques, aljibes, cisternas y otras cubetas acopiadoras de agua; cambiar a diario el agua de los bebederos de animales y floreros; entre los fundamentales.

En tanto fue remarcada  la necesidad de “proteger el cuerpo con repelente, sobre todo a la mañana temprano y a la tardecita” y se solicitó a los niños que “compartan con sus familiares, amigos y vecinos lo aprendido en el jardín. “Ellos son excelentes multiplicadores de la información que les brindamos”. “Casualmente” –destacaron- son los niños más pequeños los que más interés demuestran en estas charlas y quienes en sus hogares les recalcan a los adultos lo que debemos hacer para evitar el dengue.