Compartir

Jornada que promovió cuidados preventivos en la infancia para una buena salud bucodental

En la ocasión, un equipo de profesionales de la carteta sanitaria provincial organizó distintas actividades dirigidas a los niños que se hicieron presente en el tradicional paseo del centro de la ciudad, pero también a los padres y familias que los acompañaron.

Por medio de una función de títeres y la proyección de películas ilustrativas, se enseñaron a los pequeños simples hábitos a poner en práctica a diario para poder cuidar la salud y evitar la caries y otras enfermedades bucodentales.

Además, se llevaron adelante juegos y otras instancias recreativas, acompañados de música y la interacción con los niños a través de muñecos y mascotas: diente, cepillo y pasta dental; así como una boca tamaño gigante a través de la cual se pueden apreciar las pizas dentales y, cepillándolas, se aprenden las formas de cuidarlas.

Los coordinadores señalaron que “el acompañamiento de la comunidad es siempre muy bueno en este tipo de eventos, en los que se hace llegar información importante relacionada con la promoción de hábitos saludables que ayudan a la prevención de enfermedades, en este caso enfermedades bucodentales”.

Cuidados

El cuidado de la salud bucal consiste en mantener la boca y los dientes sanos. Es importante que comience en la infancia. Si no es así, se pueden tener problemas con los dientes y encías, como caries o la pérdida de los dientes.

Una correcta limpieza de los dientes a la mañana, a la noche antes de dormir y durante el día luego de cada comida es necesaria para evitar la formación de la placa bacteriana que daña el esmalte de los dientes y produce caries y otras infecciones.

También es importante: no compartir el cepillo de dientes, porque el sangrado de las encías puede transmitir enfermedades; renovar el cepillo cada 3 meses; evitar el consumo de golosinas y azúcares. De hacerlo, cepillarse los dientes a la brevedad.

Así como lavarse tanto la superficie externa de los dientes como la interna y también la lengua; para remover las bacterias; limpiarse entre los dientes todos los días con hilo dental u otro producto similar; no fumar ni masticar tabaco; mantener una alimentación variada y equilibrada; visitar al dentista al menos 1 vez al año.