Compartir

“La disponibilidad al agua potable es uno de los determinantes sociales fundamentales para que las personas mejoren su calidad de vida. Por eso este salto cualitativo que se ha dado en esta faceta del saneamiento provincial es decisivo”, destaco el administrador general del Servicio Provincial de Agua Potable y Saneamiento, Julio Cesar Vargas Yegros.

El presidente de la asociación civil de la comunidad aborigen de La Primavera, Oscar Camachi, valoro el importante avance de un importante paquete de obras próximas a terminarse y las próximas a comenzar, las cuales indico que “son de gran impacto social en la comunidad”.

Pondera este que se trata de un “continuo acompañamiento del estado” a todo el proceso de crecimiento del lugar con las infraestructuras esenciales para que “nuestra comunidad tenga mejores condiciones de vida”.

Aludió que en materia habitacional se encuentran en construcción un nuevo paquete de viviendas, explicando que la modalidad reside en que las mismas se edifican en el mismo terreo y contigua a la casa que actualmente habita cada familia. Pondera el dirigente que “estamos muy contentos por estas viviendas que se agregan a las más de doscientas que ya se hicieron y que han favorecido a mejorar las condiciones de vida de muchas familias”.

Alude asimismo a que este tipo de proyectos también trae aparejado otros beneficios como la demanda de trabajo de los lugareños, y la adquisición de insumos básicos que se producen en la zona, como ladrillos.

Refiere por otra parte que “una cosa muy importante que está muy pronto a ser habilitada son las nuevas líneas del tendido eléctrico”, comentando que se avanzo en más de un kilometro en el tramo final que va desde la escuela 291 hasta el centro religioso del lugar, incluso está en su fase final de terminación la conexión de este servicio al barrio Nuevo.

Otro servicio que destaco de manera particular Camachi tiene que ver con el agua potable. “De manera constante se trabaja en completar la totalidad del tendido de de agua potable”, afirmo, señalando la importancia del nuevo tramo que engloba a la zona de El Palomar (Naineck), que incluye una propia estación de bombeo a fin de que el agua llegue a cada domicilio sin dificultad.

“Se trata de algo muy bueno y que es recibido con alegría por las familias es la prolongación de la red de agua potable al barrio Nuevo, el que tiene unos tres kilómetros de extensión de cañerías y que permite distribuir el agua a unas quince familias de este barrio, con lo que se está completando el ciento por ciento de las necesidades”, afirmo. Recordó en este sentido que “todo esto es posible por el acueducto de unos 8 kilómetros que se construyo desde Laguna Blanca y otras obras que permiten que todos tengamos agua potable en nuestras casas”.